Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Personalización’

Cambio temporal de chaqueta (os lo pongo a huevo): Simyo ha pedido ideas para una tarifa plana y no he podido evitarlo 😀 Aunque no hubiera querido, la cabeza se pone a pensar ella sólita y no hay qué ni quién la pare.

Así que durante un post, este blog se viste de “Una idea para Simyo“:

  • Definiendo Tarifa plana: si por tarifa plana entendemos, tal y como proceden los ISP, llamadas nacionales ilimitadas a cambio de una cuota fija, vamos de cabeza al pozo: hoy no hay ningún servicio realmente ilimitado en telefonía móvil, ni en datos ni en voz, ya que todos tienen un tope a partir del cual, o se paga (las llamadas), o se divide la calidad del servicio (de datos) por 20. Sin olvidar el antecedente del Yoigate que no invita a correr riesgos.

    Que no lo haya no significa que no lo pueda haber. Pero para que haya una tarifa realmente plana en telefonía móvil, las circunstancias han de ser las siguientes:

    el precio/coste de las llamadas es muy barato –> la tarifa plana mensual, calculada en base a un consumo/coste medio, es económica –> al consumidor no le compensa preocuparse pagar por lo que realmente consume y prefiere la tranquilidad de “llamo todo lo que quiero”. Esto ocurre hoy en día con los packs Internet + ADSL que empiezan a partir de 25 €/mes. Si vas a implantar una tarifa plana de precio alto, la mayoría de tus clientes preferirán pagar por consumo.

    Soy de los que cree – y aplaude – que la iniciativa de Simyo no aspira tanto a encontrar UNA idea para aplicar sino a tomárles la temperatura a los clientes/internautas: una especie de encuesta crowdsourcing viral 😀 . Y en efecto,  las respuestas tiran en su mayoría hacía “varios packs de minutos con tarifa decreciente”.

  • Proponiendo Tarifa plana: Por supuesto, no voy a plantearles algo muy alejado de lo que presenté en su tiempo a Yoigo o fui desarrollando después para Nuestr@ OMV. Pero un año de congelador me ha dado para enfriar la cabeza y pulir la idea. Ahí vamos.

    • Voz:

      5 € —> 50 minutos (0,10 €/min)
      75 € —> 1.000 minutos (0,075 €/min)

      Precio por minuto variable: es la clave. Los números exactos son asunto de Simyo pues ellos son los que tienen los datos (costes,…) para fijarlos. “Las cifras 10c y 7,5c sólo se fijan para facilitar el entendimiento” dice el que cree que si el planteamiento es correcto, se encontrarán las cifras correctas para ponerlo en práctica 😉

      ¿Y a parte de 5 € y 75 €? Nada de bonos ni planes intermedios: libertad total para el cliente para recargar la cantidad que él quiere: 10 €, 25 €, 90 € o 205 € a sabiendas de que cuánto más recarga, más barato le saldrá el minuto es decir más minutos de llamada tendrá por cada euro.

      Ejemplo: por 10 € son 108 minutos –> minuto a 0,093 €. Mientras que por 15 €  recargados, se dispone de 169 minutos (0,089 €/min). En este último caso, se ha ganado 19 minutos de conversación gratuita en comparación con 3 recargas de 5 €. Y así hasta (casi) el infinito.

    • Establecimiento de llamada: es algo que, como sabemos todos, no refleja ningún coste ni servicio real. No existe en muchos países y mercados. Pero es algo que la gente tiene asumido y una fuente importante de ingresos. Por otra parte, permite bajar el precio del minuto que es lo que realmente mira y con lo que se queda la gente.Es muy delicado decidir si suprimirlo o no. Es probable que, mientras que el director financiero dice que no, el de marketing dice que sí. Edit 30/11/08 07h55: aunque creo que tiene que desaparecer, conviene quitarlo más tarde, pues ha de ser un medida de único y máximo protagonismo.

      Establecimiento de llamada variable, otra clave:

      Establecimiento de llamada = 1 minuto

      Ejemplo: He recargado 30 € –> tengo un saldo de 359 minutos: estaré hablando por 0,083 €/min. con un est. de llamada también de 0,083 €. Después de una conversación de 2 minutos y medio, me quedará un saldo de: 359 – 1 minuto de est. de llamada – 2,5 minutos e conversación = 356,5 minutos.

    • Datos & SMS:

      Una de las ventajas de esta propuesta es que permite incluir los Datos y SMS en la “tarifa plana”. Se obtiene por equivalencia: 1 minuto de voz = 10 MB de datos = 1 SMS, lo cual da lugar a los precios siguientes:

      • Datos:

        5 € –> 500 MB (0,10 €/10MB)
        75 € –> 100 GB (0,075 €/10MB)

      • SMS:

        5 € –> 50 SMS (0,10 €/SMS)
        75 € –> 1.000 SMS (0,075 €/SMS)

      Pero además de poder incluir datos y SMS en esta tarifa plana, ofrecemos al cliente la posibilidad de combinar todo como el quiere sin ni siquiera tener que elegir antes:

      Ejemplo: quien recargue por ejemplo 50 € tiene derecho a 639 unidades, es decir 639 minutos (10h35) de voz o 639 SMS o 63,9 GB de datos o, y es lo que realmente nos interesa, a cualquier combinación de voz/datos/SMS tipo: 300 min (5h) de voz + 2 G de datos + 139 SMS / 300 min de voz + 3,39 GB pensando en un ejecutivo que no usa SMS.

      Esto es una respuesta perfecta a las tarifas packs que asignan una cierta cantidad de minutos, MB y SMS mensuales pero como jamás cuadran exactamente con el perfil de uso del cliente, a final de mes le sobran SMS y MB y le faltan minutos, o lo contrario. Esas tarifas dejan un mal sabor de boca y cartera además de ser otro perfecto ejemplo de pricing todo-lo-contrario-de-personalizado, por mucho que sus promotores pretendan lo contrario: poder elegir entre 3, 5 o incluso 10 trajes no es sastrería a medida.

Creo, sin medio a que se me inflen los tobillos o quedarme sin abuela (acaba de cumplir 90 años y está como nueva), que es la tarifa a la vez más sencilla y más personalizada que se puede ofrecer: la más sencilla porque sólo hay una tarifa, la más personalizada porque esta tarifa es la que tu quieres, algo como: tu propia telefonía móvil… con tu propia tarifa

Sim-yo, todo tu-yo 😉

PD: aunque las tarifas se dan en mínuto y MB, tarificación por segundos y KB desde el primer segundo/KB por supuesto. Recordad que por cada llamada hay un establecimiento de llamada que equivale a 1 minuto.

Continuará…

Read Full Post »

Tal y como avisé, estuve rumiando 😀 Fue una rumia de lo más completa: empecé por la 3º acepción, seguí por la 2º y terminé con la 1º (invita la RAE).

Prólogo

Uno puede estar a gusto o no, de acuerdo o no con las opiniones y comentarios ajenos pero lo que jamás puede hacer es negarlos. Además, lo que menos se puede negar son las sensaciones ajenas: puedo contestar y demostrar que tal o tal argumento no es válido pero si alguien me dice lo que (re)siente, no puedo contestarle: “No, ¡qué va! no sientes eso”.

Y la sensación general producida al leer 1ppy más allá del – educado – “¡Cuánto te lo curaste!” inicial, ha sido la de “¡qué complicado!”.

Podría – creo 😉 – enrollar al personal disertando sobre la diferencia entre complicado y complejo, simple y sencillo. Pero estaría cumpliendo con el papel del perfecto “ciego porque no quiere ver”. O del perfecto blogger que cree que el post está por encima de los comentarios (algunos van hasta suprimirlos), sobre todo de los que te llevan la contraria.

–> Si 1ppy da la sensación de ser un sistema complicado, hay 2 soluciones:

  1. dejar 1ppy como está y mejorar la explicación para hacer desaparecer la sensación (problema de forma).
  2. mejorar 1ppy (problema de fondo).

Por supuesto, la solución correcta es la 3ª 😀 , la cual consiste en coger un post virgen en el que introducimos mucho de la solución 2 y unas gotas de la solución 1. A continuación, se recomienda publicar y esperar 😉

1ª digestión: el proyecto original

1ppy, de manera general y ya sin limitarnos al negocio de la telefonía, se basa en 4 conceptos/pasos claves:

Consumo -> Karma -> Descuento -> Precio/Bote

– El Consumo son las compras efectuadas (o inducidas en casos de CGC) por el usuario.

– El Karma K = ∑(i=1–>n) [Cipi * e(TTi * α)] es un intermediario entre el Consumo y el Descuento D = β * Ln(K) + γ. Mide económicamente al cliente. Es un paso translúcido: el cliente se entera de su Karma si lo busca, por ejemplo en su página de usuario, pero nunca se lo mandamos.

– El Descuento es el paso previo al Precio P = δ * (1 – D) y al Bote B = D / (1 – D). Recompensa económicamente al cliente. Es un paso transparente: sin interés ni visible para/por el cliente.

– El Precio es el precio exclusivo aplicable a este usuario. El Bote es la reserva de la que dispone el cliente para compras auxiliares o la empresa para regalos a dicho cliente. Los 2 son frutos del descuento e pasos visibles: es información que se manda al cliente.

α, β, γ, δ son las 4 variables que ha de fijar cada empresa para adecuar el sistema a su tarifa/marketing.

p es el coeficiente ponderador (%) que aplicamos a cada producto en caso de que algunos sean de mayor valor añadido o queramos otorgarles mayor relevancia comercial que otros, mientrás que TT representa el tiempo transcurido en días entre la fecha de la compra y la fecha de calculo del Karma.

Esta es la versión completa del proyecto: completa porque es la que tiene en cuenta todos los factores, la más fiel, progresiva y personalizada dentro de la sencillez.

2ª digestión (o rumia): una alternativa más simple

Sin embargo, para los que prefieren sacrificar algo de calidad a cambio de mayor simplicidad 😉 , se puede recortar los pasos y mucho:

Consumo –> Precio

Basta con relacionar el Precio directamente con el Consumo, sin el intermedio del Karma. Y sin el añadido del Bote

Por cada consumo (recarga, compra…), se ofrece un descuento en relación con la cantidad (ponderada) pagada/recargada. Pero en lugar de recurrir a múltiples, largas e incoherentes tablas de descuento por tramos, usamos una simple formula matemática:

D = a * Ln(Cp) + b = Cuánto más recargo/compro, más descuento –> menos pago (por unidad; sigo pagando más en total por supuesto).

MiPrecio según recarga

En el caso práctico de Yoigo, obtendríamos por ejemplo la tabla adjunta.

Por supuesto, a diferencia de las tablas de descuento “hechas a mano”, no es restrictiva a las cantidades indicadas: uno puede recargar lo que quiera o, visto desde otro ángulo: el precio lo eliges tú.

Ejemplo: para tener un Precio global (establecimiento, minuto, SMS, 10MB) de 10 céntimos, has de hacer una recarga de 500 €. Puede ser con una recarga automática mensual de 42 € y factura de regularización anual si quieres.

Por supuesto, el consumo de minutos, SMS, MB… a mayores en la factura de regularización se facturará también al mismo precio (0,10 €) y no a una tarifa abusiva como suele ocurrir por ejemplo con los planes de datos.

Es muy práctico para fomentar un mayor consumo y llevar a tus clientes a comprometerse pero al mismo tiempo dejarles total libertad, por muy antónimo que parezca.

Solo hay una limitación matemática: R < e((±a-b)/a). No tiene apenas relevancia y hablaremos de ella en una análisis matemática más profunda.

El post-rumia:

No hay duda ahora de que la alternativa “remasticada” y reducida es extremamente sencilla y fácilmente digerible por los usuarios si bien en comparación con la versión completa tiene el inconveniente de no tener en cuenta los antecedentes del cliente (para lo cual se necesita el Karma) y de no ofrecer una combinación modulable entre Precio y Bote. 2 añadidos valiosos aunque según parece complicados.

En realidad, creo simplemente que quizás conviene empezar aplicando la versión light hasta que los consumidores estén del todo familiarizados con este tipo de tarifas progresivas. Después, estoy convencido de que serán ellos mismos los que irán reclamando que se implementen las mejoras de la versión completa con comentario del estilo: “no es justo, llevo x tiempo con vosotros y pago lo mismo que uno que acaba de llegar” o “queremos un programa de puntos ya”. Y seguramente otras que no he previsto.
———-

P.D.: A los que no les huele bien el resultado de tanta rumia, se lo he puesto a huevo para comentar 😉

Read Full Post »

Después de destacar los motivos emocionales que me hicieron elegir a Yoigo como objetivo de este proyecto, he aquí razones iguales de válidas pero más cartesianas:

II – El Maridaje

Un maridaje es logrado cuando el vino realza el sabor del plato y el plato sublima los aromas del vino. ¿Qué es lo que puede aportar Yoigo a 1ppy? y sobre todo: ¿necesita Telia Sonera de este proyecto para que su vástayoigo crezca más fuerte e igual de sano?

  • En primer lugar, el sector de la telefonía móvil está ultra mediatizado, mucho más que el de la extracción de pizarra por ejemplo 😀 . Cualquier movimiento un poco innovador encontrará automaticamente un eco muy interesante para este proyecto.

  • Yoigo es la cuarta operadora en España. Es a la vez un buen y mal resultado: cuarto es un excelente puesto al que obviamente aspiran el 96% de las 100 mayores empresas de cada sector. Pero cuarto de cuatro – si exceptuamos a las OMV – no es un ranking con el que uno quiera conformarse. Así pues, Yoigo es la empresa del sector que mayor necesidad de crecimiento tiene. Al contrario de Amena que también llegó tarde pero tuvo que hacerse un hueco en enero de 1999 en un mercado en plena expansión, Yoigo ha llegado en diciembre de 2006 en un sector ya saturado con una tasa de penetración del 103,4%, contra 16,3% a 31-dic-98 (fuente). La conclusión es que abrirse un nicho significativo va a ser sumamente complicado, cosa que la operadora ha entendido perfectamente en su esfuerzo para desmarcarse de sus competidores. Por consiguiente:

    • Además de su conocida blogosferadicción, la necesidad de sacudir el mercado para ir recogiendo clientes hace lógicamente a Yoigo más receptiva a este tipo de proyecto. Al contrario, ninguna de las otras 3 tendría probablemente interés en aplicarlo ya que inventar no entra dentro de sus apuestas: el inmovilismo (también llamado competencia simulada o oligopolio) ha sido y es para ellos la estrategia más acertada.

    • El carácter innovador del Proyecto de CRM para Yoigo les permitirá marcar aún más las diferencias no solamente con las demás operadoras sino con el estilo y la filosofía empresarial en general.

  • El proyecto para Yoigo busca unir sin ningún tipo de concesión y en un mismo plan de CRM sencillez, transparencia, personalización y fidelización. Se ha demostrado en la entrada ¿Personalización o sencillez? que en sencillez y transparencia nadie le ganaba la partida a Yoigo y que, si bien pecaba de nula personalización, los demás sólo la simulaban. En cuanto a la fidelización, Yoigo ha lógicamente pospuesto el asunto al verano 2008 al llevar sólo un año en el mercado.

    • ¿A qué compañía le resultará entonces menos hostil aplicar el proyecto? A la que menos cambios tenga que hacer en sus actuales planteamientos: dudo bastante que cualquiera de los M.O.V. vaya a prescindir de repente de sus 30, 40 o 50 tarifas para aplicar este proyecto 😀

    • Yoigo necesita empezar a fidelizar sus primeros clientes que llevan 1 año y van queriendo renovar su móvil pero ha dicho y repetido que no tienen intención de entrar en el trapo de regalar teléfonos. 1ppy será una solución perfecta, con efecto retroactivo incluido, para atender a los clientes existentes y fidelizar a los nuevos.

  • Por último, la operadora acaba de lanzar la sala de música y está a punto de implementar un servicio para empresas y autónomos. 1ppy es capaz de montar todo el pricing empresarial sin complicar lo más mínimo las tarifas actuales. En cuanto a la sala de música, lo tiene todo convertirse en una parte interesante del proyecto para el CRM. –> El Proyecto para Yoigo NO es rígido, todo lo contrario: integra perfectamente los servicios existentes y facilita la implantación de los futuros. Nunca será un impedimento (sabéis eso de: el programa no permite hacer…) para mejorar el servicio al cliente.

Read Full Post »

Pocos son los directores comerciales que al definir la política de la empresa no han tenido que afrontar el dilema de ¿personalización o sencillez?
¿Más vale tener muchas ofertas para asegurarse que cada cliente encuentre la suya esperando que no se pierda en el camino, o ofrecer solamente una muy atractiva pero con el consiguiente riesgo de que siempre exista alguna de las múltiples ofertas de la competencia que convenga mejor a cada uno de tus clientes? El sector de la telefonia móvil no es una excepción a este dilema, más bien todo lo contrario:

Personalización

Dónde más se nota la actitud adoptada es en los precios (pricing) donde Orange, Vodafone y Movistar tienen respectivamente unas 30, 40 y 50 tarifas para llamadas (voz) – sumando contratos y módulos de empresas, autónomos y particulares – según la siguiente recopilación:

Contratos y módulos; mucha variedad, poca claridad
(bajar pdf).

Queda muy claro que estos han marcado la casilla personalizar. Bien, pero si tenemos en cuenta que por cada contrato o módulo, hay que analizar desde el precio del minuto en horario normal y/o reducido, los días de la semana, los horarios, la tarifa de SMS, de MMS, de videoconferencia, la tarifa para los amigos y hasta la operadora a la que se llama, no hay duda de que elegir la tarifa adecuada es una auténtico coñazo. Y eso que no están contabilizadas las tarifas de prepago ni las de datos, un servicio cada vez más demandado. Ni las promociones de temporada tipo navidad, verano….

Por lo tanto no es de extrañar que los españoles paguen un 32% de más al mes en su factura de móvil por no usar planes adecuados. Y es que una vez hecha la selección inicial de operadora y tarifa, salvo en caso de aburrimiento magistral, nadie logra seguir la evolución del mercado. Por mucho que aparezcan nuevos contratos y/o módulos más propicios (oferta) o que cambien sus costumbres de uso del móvil (demanda), pocos son los que cambian: es imposible enterarse de verdad cuando se está literalmente bombardeado con anuncios en los que lo más relevante desfila a 2.000 palabras por segundo y tamaño 4,5 en la parte baja de la pantalla .
Y si uno cuenta con su operadora/tienda para avisarle de que le convendría algún cambio de tarifa, puede esperar sentado.

Sencillez

Frente a ellos, está Yoigo con unicamente 2 tarifas incluyendo datos, 3 si incorporamos el prepago (excluidos de la recopilación sobre Orange, Vodafone, Movistar): la tarifa única Yoigo y 2 escondidas que parecen más bien ofertas conservadoras pensadas para el banquillo, por sí acaso fallaba la estrategia de coger el mercado a contrapie con tárifa única sin bonos ni planes o consumo mínimo de 6 € al mes en prepago a cambio de una tarifa ultra baja.

Personalización o sencillez, that’s the question:

La sencillez de las tarifas de Yoigo es su arma una de sus armas. Son 2 cífras que recordar: 0 y 12. 3 si mandas mensajes en cuyo caso necesitas el 10. Y funciona: sencillez = transparencia, transparencia = verdad verdadera. El problema, que de no haber ninguno tampoco habría “proyecto para Yoigo” ;-), radica en que todos los clientes reciben el mismo traje. Es sin duda un traje muy barato y práctico, pero al fin y al cabo el mismo que seas un cliente muy ocasional o un muy buen cliente, cosa que no suele ser del gusto de este último. Y es sabido de todos que la verdadera igualdad no consiste en dar a todos lo mismo sino a cada uno lo que se merece.
Sentencia: sencillez sí, personalización no.

La personalización de las otras 3 operadoras es a priori atractiva pero a posteriori revela ser un espejismo: hay y habrá muchos más de 30-40-50-…-10.000 perfiles de clientes. Nos venden diseño a medida pero en realidad no tiene nada de alta costura. Ni siquiera prêt-à-porter: estas condenado a contratar un plan 1 talla más pequeña o 2 tallas más grandes porque es lo que más se acerca a tu tipo de consumo. Y no se hacen arreglos, con excepción de Orange que tiene un plan más o menos personalizable… ¡si tienes 20 o más móviles! Conclusión: los planes y modulos son en realidad patrones de consumo más o menos numerosos y cuya convenencia ha de vender el comercial asignado.
Sentencia: ni personalización, ni sencillez.

El principal atractivo del “Proyecto para Yoigo” consiste en lograr ofrecer a la vez personalización máxima y sencillez absoluta.

Read Full Post »