Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Free business’

baner_sinde

1º – A la vista de que los encargados de difundir la cultura en realidad se dedican a entorpecerla:

Sumamos [el paso de lo analógico a lo digital] + [llegada de Internet] + [intercambio de archivos] y cualquiera se da cuenta de que nos estamos encontrando con una magnifica oportunidad para todos de difundir la cultura. Cualquiera salvo la UTI Ignorantes & Sinvergüenzas Sociedad Ilimitada compuesta por intermediarios de diversas índoles (discográficas, cinematográficas,…) y sociedades de gestión de derechos que se dedican a sabotear el invento en lugar de sacarle doble provecho tanto para los autores (emisores) como el público (receptores). Pueden estar orgullosos: a eso se le llama matar dos pájaros de un tiro.

El resultado es desolador: mientras los sinvergüenzas implementan -y sobre todo gestionan- canones y los ignorantes dicen que no necesitamos tantos megas, los creadores de contenido no saben qué hacer y la opinión pública no sabe qué pensar.

2º – A la vista de que los responsables de velar por los ingresos e intereses de los artistas los están secuestrando y manipulando:

Cuando se autodenominan Sociedad General de Autores y Escritores, se espera de ellos, como mínimo, que no acaben perjudicando a quienes afirman defender. Sin embargo, la $GA€, sus retoños, y la mayoría de los intermediarios (grandes discográficas, cinematográficas, editoriales,…) están actuando de tal manera que, lo que podría ser una oportunidad de oro tanto en términos de difusión cultural como de recaudación para los artistas, autores, realizadores,… se está convirtiendo en una pesadilla para todos: artistas y ciudadanía. Los motivos de los del lado oscuro son sencillos: mantener vivo su antiguo negocio de chupar del bote de los creadores a base de comisiones y desarrollar su nuevo negocio de chupar del bolsillo del público a base de canon.

¿Por qué? Porque de lo contrario su futuro pinta negro: ¿Quién necesitará estar atado a una discográfica si puede auto-publicarse/-producirse? Quién necesitará a una empresa gestora de derechos si el contador de descargas se convierte en la herramienta de medición más común?

Como en las mejores dictaduras, han descubierto que resulta mejor mantener a los autores, escritores, artistas,… en la ignorancia y mandarlos manifestarse verbalmente y físicamente en contra de algo que desconocen (gestionar el miedo a lo desconocido siempre ha sido una excelente herramienta de control), antes de abrirles las puertas, enseñarles que hay vida ahí fuera e incluso ofrecerles formación sobre Internet y sus oportunidades.

3º – A la vista de que el gobierno ha perdido su talente laico y ha escogido nombrar a una integrista como ministra:

Si habéis leído hasta aquí, os habréis dado cuenta de que en esta historia hay 3 bandos, y no 2 como han intentado hacernos creer hasta ahora: los emisores (creadores, autores, artistas,…), los receptores (público), y los intermediarios (discográficas, cinematográficas, sociedades de gestión,…). Y como en cualquier sociedad humana, cada bando tiene su legión de radicales y  moderados.

Cuando nombras a un ministro de cultura en plena era Internet, se espera una elección minimamente inteligente: alguien que conoce bien el medio tanto cultural como tecnológico, sin conflicto de interés y sobre todo de posturas moderadas, recordando que firmeza y moderación (<> tibieza) son perfectamente compatibles.

Pues el gobierno nos ha colocado primero a Molina, un analfabeta tecnológico, y a continuación lo ha cambiado por una integrista. Y no a cualquiera: como guionista (mediocre) y ex-presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, la Excelentísima Ángeles González-Sinde ha dado muchas y claras muestras de su intransigencia. Su llamada inaugural al dialogo no engaña a nadie dada la vehemencia de sus declaraciones anteriores.

De verdad que sólo puedo decir una cosa: ¡Bravo!

Resumiendo: a la vista de que los que estamos pagando para encontrar soluciones se dedican a crear problemas….

…podríamos deja rodar la bola porque sabemos que jamás conseguirán evitar el intercambio de archivos: a lo más que pueden aspirar es a dificultarlo y mientras tanto seguir recaudando en los conciertos benéficos. Sumarnos a campañas y protestas contra la SINDEscargas mientras otros desarrollan técnicas de encriptación cifrado de la red sería la solución más cómoda. Pero no somos como ellos:

– Porque somos capaces de ver más allá de la punta de nuestra nariz o de nuestros intereses primarios.
– Porque aunque también tenemos nuestra legión de radicales que sólo pretenden tenerlo todo gratis, somos conscientes de que los artistas están siendo manipulados y engañados por quienes han vivido y quieren seguir viviendo de ellos.
– Porque los internautas somos los primeros interesados en que las artes en general y el cine, la música, la literatura, la fotografía,… en particular tengan los medios adecuados para crear material de calidad del cual podamos disfrutar todos.

Por todos estos motivos y los que me he olvidado, creo que ahora nos toca combinar la reacción, las protestas,… con la acción –> Hemos de tomar la iniciativa.

La pregunta es: ¿Y entonces qué hacemos?

De aquí a la semana que viene, presentaré el Capítulo 3: se trata de una propuesta detallada que incluye montar y pilotar una web-servidor de material multimedia siguiendo los fundamentos de Free Business (tll “Empresa Privada, Servicio Público”) descritos aquí hace algún tiempo.

También voy a dedicar esta semana a ir recabando apoyos cualitativos y cuantitativos a esta iniciativa.

Anuncios

Read Full Post »

No, no he desaparecido 😀

Mientras que Eses ha pasado gran parte del verano en stand-by hasta que mis compañeros de aventura en Madrid terminen de preparar el nuevo curso, he estado avanzando el Proyecto Cavavin cuyo desenlace, espero, debería de tener lugar a lo largo del autoño.

Llegado a este punto, necesito ayuda informativa: este proyecto requiere la creación de una base de datos con mucho contenido. En eso estoy y tengo claro que todo el trabajo realizado a lo largo del verano recompilando MB de información sobre vino – de eso va 😉 – ha de ser puesto a disposición pública; digan lo que digan, compartir es bueno. O, dicho de otra manera, si tu tienes una base y yo tengo una base…

Sólo conozco dos maneras de poner a disposición pública una base de datos: colgándola en la red para su descarga libre o colgándola en un servidor y dejando que cualquiera tire de ella a través de consultas.
No me convence ninguna de las 2. La primera por motivos prácticos: obliga a la gente a descargarla entera cada vez que se efectua un cambio, aunque sea un cambio mínimo tipo corrección ortográfica.  Y la segunda porque, aunque tiene la ventaja de que las actualizaciones se apliquen en seguida, el ancho de banda que supone es excesivo y sobre todo absurdo pues equivale a hacerle a la base fuente la misma pregunta cada dos por tres.

Busco:

Lo que me planteo es algo parecido a la sindicación RSS o al aviso de actualización de software:

  • La primera vez, uno descarga la base fuente entera.
  • Tira a la “papelera” lo que no le gusta (datos, formularios,…)
  • Añade lo que le apetece (datos, consultas, informes,…)
  • Recibe avisos de actualización de la base fuente
  • Echa un ojo a la descripción del contenido de la actualización
  • Decide ejecutar la actualización
  • Se actualizan los datos concernidos y relacionados de su base

Otra alternativa consiste en una vinculación de tablas a través de Internet, con el inconveniente de que sólo se transmite el contenido sin continente, pero algo es algo.

En los dos casos, la sindicación/vinculación requerería inscripción gratuita previa, entre otras cosas para comprobar que los trabajos resultantes también están puestos a disposición pública (*) en lo que sería una especie de “share alike” aplicado a la información.

(*) en la medida en la que se cumple la legalidad pues cada base de datos tiene logicamente una parte privada como pueden ser ficheros de clientes y currantes,…

Otras aplicaciones:

  • Otro ejemplo de aplicación – la utilidad pública de una base de datos sobre vino no resulta quizás del todo evidente pues para muchos se trata más de beberlo que de leerlo 😉 – es la información geopolítica del planeta, país, provincia,.. con los nombres de paises, provincias, ayuntamientos,… las banderas, las monedas, los códigos ISO, los dominios, la cartografia,….
    Entiendo que cada organismo/administración públic@ responsable de dichas nomenclaturas debería de tener a disposición de los ciudadanos no solamente las bases de datos con esta informácion para ser procesada sino un servicio como el descrito anteriormente. Fomentaría, entre otras cosas, el uso masivo de teminología y datos estandares.
  • En cuanto a una aplicación profesional/comercial, pienso por ejemplos en los fabricantes (digamos tecnológicos,…) que han de informar de las caracteristicas técnicas de sus productos (digamos ordenador,…) a su red de distribución (digamos grandes y puequeños tiendas físicas o en red,…) los cuales han de adecuarla a su programa de gestión para restituirl dicha información a los clientes. Si hubiera una sindicación/vinculación entre la base de distribuidor y la del fabricante, además de evitar emillones de e-mails con la recompilación de las carácteristas de un nuevo producto, se evitaría muchos errores al pasar la información en caso de las pequeñas empresas y cualquier cambio de un fabricante estaría reflejado en la web del propio distribuidor al momento.
  • La verdad es que lo estoy contando como si fuera algo nuevo porque lo es para mí, pero no hay duda de que en alguna parte de la red ya existe algo al respecto. Google no me lo ha querido decir, por eso cualquier información  en este sentido (tengo pruebas de que hay infórmaticos leyendo este blog 😛 ) sería bienvenida.

    Gracias

Read Full Post »

Como había comentado, el hecho de que no hubiese explicado en qué consistía El Proyecto Para Yoigo no respondía a ningún secretismo sino que pretendía dejarle margen de acción a Yoigo en caso de que le interesase desarrollarlo. Ya que este interés no existe, este proyecto pasa de inmediato a disposición pública.

Por si alguien se pregunta por qué lo publico, aquí va la parrafada:

Es lógico que se haga negocio con informaciones o estudios personalizados, estrategias a medida, encargos…. Pero no tiene sentido retener y hacer negocio una y otra vez con la misma información si esta es – o puede ser – de utilidad pública. Lo mismo con la cultura, dicho sea . No tiene sentido ni es sensato: una vez vendido una idea o una estrategia de uso y aplicación general, ¿tendré que amenazar al cliente para que “no se lo repita a nadie”? Es absurdo: ¿quién amenazaría a sus propios clientes? Oh wait… 😛

A medida que vaya liberando los capítulos del Proyecto Para Yoigo por este blog, iré desarrollando en consonancia su aplicación a la política comercial de “Nuestr@ OMV”.

Read Full Post »