Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cultura libre’

Esta mañana, me he tomado gran parte de mi doble dosis de cafeina con la Cuarta Página de El País. El artículo intitulado “Confesiones de pirata arrepentido” es obra de Luisgé Martín.

Si lo valoramos en su totalidad como conjunto de argumentos, no hay duda de que es un buen artículo puesto que, además de bien escrito, la mayoría de las opiniones me parecen acertadas: desde admitir abiertamente que se ha descargado como mínimo la mitad del vídeo/audio que tiene en casa hasta denunciar la hipócrita mascara de luchadores por la cultura libre que lleva mucha gente cuando lo único que pretenden es no pagar. También me parece que acierta en los últimos suspiros de su tribuna cuando pregunta a los que afirmamos que Internet es una fantástica oportunidad para que los músicos puedan promocionar conciertos qué tienen que hacer los guionistas, directores de cine, escritores y todo el gremio cultural cuya actuación en directo está más que comprometida. ¿Alguno se atreverá a contestar “vender camisetas”?

Pero los artículos de opinión no son sumas heteróclitas de argumentos sino hilos argumentados que aspiran a conducir a una conclusión. Y por mucho que la conclusión sea el único fallo de Luisgé Martin, el acierto de una opinión es similar al del fútbol: importa poco que hayas regateado medio campo y tres cuartos del equipo contrario si al final no la metes.

Luisgé cree que “(…) es necesario acabar (…) con el borrón de la piratería, que se ha convertido en un freno para las innovaciones comerciales del mundo de la cultura.” Me recuerda al ex-ministro Molina: con buenas intenciones pero nulos conocimientos en la materia. Hay que repetir una y otra vez que el módelo económico no puede residir en la venta de contenidos digitales que siempre podremos copiar sino en la creación de servicios que faciliten el acceso a ellos: desde el streaming de audio/vídeo de calidad hasta los portales con valor añadido más allá de pretender cobrar por la simple descarga de un archivo de bits.

La cultura es libre, pero no viene con camarero y menos aún en bandera de plata. Y puesto que os encanta decir que somos (fuimos/seremos) todos una generación de vagos que lo quieren todo hecho y al momento, fijo que pagaríamos para que nos la sirváis. ¿No?

Anuncios

Read Full Post »

Lo que en un principio iba a ser una simple respuesta al post de Julio Alonso (y posterior remate de eDans) se ha convertido en un post:

No hay duda alguna de que los que llevan la batuta buscan que la guerra contra la descargas parezca un debate “Buenos/Pobres Creadores contra Piratas Malos” pero creo que conviene distinguir 3 bandos y no 2. NO son ellos contra nosotros sino:

  1. Los autores, más perdidos que una neurona en la cabeza de […]
  2. Los intermediarios con 2 sub-grupos (*): sociedades de gestión de derechos y industria de la cultura. Estos se dedican a proteger cueste lo que cueste su negocio caducado.
  3. Los internautas, que oscilan entre el perfil “todo gratis” y un punto de vista razonado y razonable sobre la cultura libre.

Bien. Pues los internautas llevamos tiempo equivocándonos al culpar al gremio artístico de sus posturas cuando en realidad son los intermediarios quienes los manipulan debido al profundo desconocimiento de Internet que tienen los autores.

No apuntamos nada bien y al final nos estamos enfrentando a los que deberían ser nuestros aliados: autores, intérpretes,… de la misma manera que ellos están dejando que las discográficas, productoras y pronto las editoriales los enfrenten con sus propios fans, espectadores y lectores.

Estoy convencido de que hay que reconducir esta batalla de una manera sencilla: 1º, la unión hace la fuerza y 2º, divide y vencerás. ¿Contradictorio? No:

Se trata de unirse a los autores y artistas para luchar contra quienes realmente tienen la culpa activa de este embrollo: los intermediarios verdaderos sanguijuelas acostumbrados a chupar de los artistas y que, viendo como la fuente se está secando, pretenden mantener sus ingresos a base de canon y medidas arcaicas además de dudosa legalidad mientras encuentran un nuevo hábitat.

Y de esta misma manera se producirá la división en el actual bando adversario haciendo que cada vez más artistas se den cuenta de una vez por todas que quienes los está robando no son sus fans sino sus discográficas, Sociedad de autores,…

—-

PD: (*) Hay un tercer subgrupo que son los Telecos pero están sólo para pescar en aguas revueltas: quieren aprovechar este conflicto como pretexto para tumbar la neutralidad de la red. Eso significa que realmente no pintan nada en este debate sobre las descargas pero ojo que de lograrse, su objetivo es mucho más peligroso que el de las $GA€ y otros ladrones: robar es una cosa, ser privado de parte de su libertad es otra mucha mayor.

Read Full Post »

Menú:

  1. La idea
  2. Los detalles
    1. Servicio de calidad
    2. Servicio de pago
    3. P2P
    4. Red Social
    5. Red Social (2)
    6. Hablemos de dinero
    7. Todos somos autores
    8. Nueva vía de financiación cultural
    9. ¿Quién está/estará detrás de esto?
  3. Más ideas sueltas

——————————————————————————————————————————————

  1. La idea

    Por los motivos expuestos en la entrada Hablemos de Cultura, Capítulo 2, creo que el nombramiento de Ángela González-Sinde nos lleva, además de seguir con la reacción y la protesta, a tomar la iniciativa.
    Ya que aún no han entendido que, para la Cultura, Internet es una oportunidad y no una enfermedad,  tenemos que tomar las riendas de una plataforma de intercambio cultural en internet. Con esta finalidad estoy trabajando en un gigantesco servidor-web de contenido multimedia para Descargas/Escucha/Visionado (DEV) con 2 carácteristas principales: de calidad y de pago. Caben:

    • Vídeo (Películas, Clips, Eventos deportivos, Series, Magazines,…)
    • Audio (Música, Audiolibros…)
    • Imagen (Foto, Dibujo,…)
    • Texto (eLibros,…)
  2. Los detalles

    1. Servicio de calidad

      De calidad significa que por ejemplo cualquier película estaría disponible como mínimo en calidad DVDRip. Que se podría ver en streaming sin espera. Disponible para cualquier soporte (iPhone, Play, XBox,…).
      El resultado: todo el contenido multimedia del mundo a tu disposición sin espera, en cualquier momento del día y de la noche, en cualquier dispositivo y cualquier que tenga conexión a Internet (TV, Ordenador, Móvil, Autoradio,…) por Wifi, 3G,…

    2. Servicio de pago

      De pago porque lo que se comercializa es el servicio, no el contenido: la cultura es libre. Antes nos vendían cajas de plástico y discos de diversos materiales para acceder a ella pero este negocio ha caducado porque ahora se usan portales de acceso y ancho de banda. Y no me planteo pedir un canon el día que se pueda visualizar una película por telepatía 😉

      Los precios serán extremamente asequibles (muy muy inferior a iTunes por ejemplo) y tenderán a una especie de tarifa plana de las de ahora. El objetivo es que cada uno consuma GB de cultura exactamente de la misma manera que gasta KW de electricidad, m³ de agua, minutos de teléfono,… : sin mirar el contador pero cuidando el consumo en función de su poder adquisitivo. Así, mientras algunos estarán viendo una peli diaria en formato HD y escuchando música durante horas por el móvil, otros se limitarán al formato DivX o sólo usarán el servicio para contenido que les cuesta encontrar en las redes gratuitas.

      En este estado del proyecto, mi objetivo es un precio máximo de 2 € por una peli de 1GB, independientemente de que sea descarga o streaming. Estoy convencido de que la gente acabará prefiriendo el visualizado a la descarga porque necesita menos gestión y lo importante no es poseer sino disfrutar.

    3. P2P

      El servidor está como apoyo para ayudar a mantener la calidad de la descarga o del streaming. Se recurrirá al máximo al P2P ya que es un tecnológica perfectamente implantada que permitirá reducir costes lo cual resultará beneficioso para todos (autores y clientes). Siempre que el P2P no sea capaz de cumplir con los criterios de calidad en KBps, el servidor se encargará de dar el apoyo necesario. 

    4. Red Social

      Ya existe una red enorme de ripeadores, subtituladores,… El objetivo es usar -remunerando- esta red para aumentar la difusión de la cultura. Así, hasta un pobre Indio no podrá escapar de Mentiras y Gordas aunque la distribuidora no haya decidido exportárselo 😛 Resumiendo: una vez tengamos la película original, la red se encarga de lo demás: rippear en varios formatos, subtitular y subir los contenidos a los servidores correspondientes. Incluso de los doblajes si hace falta. Bueno para todos: para el autor que ahora en costes y para el público que tiene más material a su disposición y no depende del estudio de rentabilidad de una productora.

      Un proceso de selección permitirá integrar en el proyecto a los cracks del rippeo (aXXo,..) y subtitulado,… pero sin que estos tengan que renunciar a publicar sus trabajos en Mininova, Btjunkie, Opensubtitules,…

    5. Red Social (2)

      Además del trabajo técnico, los apartados de valoración propios de las redes sociales combinados con un programa de recomendación comparando afinidades (Tipo LastFM, Sensacine,…) entre los usuarios permitirá descubrir nuevo material así como fomentar nuevos artistas, nuevos directores,…

    6. Hablemos de dinero

      La repartición de los ingresos:

      – 70% mínimo de los ingresos reportados por cada archivo van a parar al bolsillo de los propietarios de los derechos de reproducción de este archivo en el país de la persona que lo ha descargado/escuchado/visualizado (DEV).
      – hasta un 15% de estos ingresos se reparte entre ripeadores, subtituladores y dobladores.
      – el 15% restante sirve para cubrir los costes de gestión de la empresa (servidor, sueldos,…) y la mayor parte de los beneficios se reinvierte como prestamos para la financiación de nuevos proyectos culturales.

      Podemos constatar que los creadores se llevan la par del león. Recordemos que, de aquellos trozos de plástico, el autor sólo se lleva(ba) el 9,4%.

      Recordamos que la gente cobra no por el contenido creado/facilitado sino por su participación en la venta del servicio: sin buen contenido, nadie pagaría por el servidor de contenido. Que no quepa la menor duda de que el contenido (viene sin DRM por supuesto) es y seguirá siendo gratis en cualquier red de descargas: la Cultura es LibreInsisto: esta plataforma no pretende sustituir a las redes de descargas gratuitas existentes sino ser una oferta suplementaria o, mejor dicho, complementaria: lo que se paga es que, en lugar de que te lo tienes que buscar con mayor o menor garantía de éxito (y proporción de porno :-D), yo te acerco el contenido cultural al sofá, al móvil o al autoradio, y ademas con garantía de calidad e inmediatez.

      La gran mentira de que no hay mercado cultural posible si los contenidos pueden ser obtenidos gratuitamente -eso tan repetido de “nadie paga por lo que puede tener gratis”– está desmentido desde hace tiempo por varios exemplos: aquello de tener agua por el grifo no ha impedido que funcione el mercado del agua en botella a pesar de las diferencias abismales de precio (y de la contaminación que conlleva, dicho sea de paso). Hay más ejemplos básicos tipo castañas, setas y muchos productos del campo que se pueden obtener gratuitamente con mayor o menor grado de facilidad pero por los que mucha gente paga: los motivos son varios, desde lo puramente práctico (el mismo que no quiere coger el coche para ir a recoger 4 manzanas en un árbol no quiere instalarse y aprender a hacer funcionar el bittorrent para ver 2 pelis al mes) hasta la búsqueda de calidad (los grandes chefs no se van ellos mismos a recoger trufas, a pesar de los conocimientos que tienen en la materia y del precio astronómico que alcanza este ingrediente, sencillamente porque saben que lo que encontrarán no satisfacerá sus exigencias de calidad).

      Los motivos más práctico o de mejor calidad son desde siempre el valor añadido que justifica que alguien pague por algo que podría obtener gratuitamente.

    7. Todos somos autores

      Uno de los atractivos del proyecto consiste también en hacer entender que cualquiera puede ser autor: se publicará no solamente material de profesionales con dedicación exclusiva sino también cualquier cosa que la gente quiera subir (véase YouTube). Y serán remunerados exactamente de la misma forma: según los MB descargados (recordando que un vídeo corto casero no pesa en MB y en calidad/audiencia lo mismo que un largo-metraje profesional en HD). Evitaremos así que sigan cobrando 12 € por 150.000.000 de reproducciones.

      Pero con eso también lograremos más clientes: si somos nosotros quienes pagamos al público por sus vídeos, audios,… lo lógico, con que hagamos las cosas minimamente bien, será que este mismo público acabé siendo también cliente de este servicio para consumir. –> Tenemos aquí una plataforma de intercambio cultural pues los proveedores son consumidores y viceversa. Los habrá que consuman más de lo que aportan (la mayoría), otros que logren el equilibrio y paguen su consumo cultural con sus aportaciones, y una minoría que tenga superávit cultural.

    8. Nueva vía de financiación cultural

      Ademas de reinvertir parte de los ingresos en nuevos proyectos, el hecho de poner en relación directa creadores y público es el marco ideal para hacer que los futuros espectadores, fans,… inviertan en los proyectos de sus autores preferidos y/o en proyectos noveles de su interes: un simple boton paypal a cambio de una serie de ventajas (avant-première, contenido premium, incluso acciones en la obra) para los inversores puede ser un buen principio. Nos acercamos al Prestamo Cultural P2B.

    9. ¿Quién está/estará detrás de esto?

      Por ahora yo: 1ppy. Mi primer objetivo es formar un equipo solvente.

      El objetivo es que esta empresa sea de tipo “Free Business ” es decir empresa privada, servicio público: no busca el enriquecimiento de los accionistas ni el de los dirigentes sino satisfacer a los 2 polos: creadores y público. Concretamente, se limitarán por ejemplo las participaciones a una (10 €) por persona y los sueldos de los dirigentes a 2 veces el SMI (600 € x 2 = 1.200 €).

      Habrá elecciones de la cúpula directiva cada x años. Los estatutos otorgarán hasta 1/3 de los votos para los asociados, 1/3 para los clientes y el tercio restante para los proveedores de contenido. Cada cliente y creador verá su voto ponderado en función de su uso/aportación al servicio

Más ideas sueltas

  • Preventa a los fabricantes de ordenadores y discos duros (Pen Drive, tarjetas de memoria,…).
  • Proponer que se rebaje el tiempo entre estreno cine y estreno Internet a cambio de la promo: 1 entrada comprada = 1 descarga regalada
  • Posibilidad de emitir en directo (eventos deportivos, programas TV,…). Además, el hecho de que la emisión este colgada de inmediato en la red permite ver el programa desde el principio aunque se llegue 10 minutos tarde (equivalente al Time shifting de la TDT con disco duro).
  • Publicidad: Posibilidad de patrocinar contenido  –> se inserta publi al principio de la reproducción (ya usado en muchos sitios) y la Descarga/Escucha/Visionado (DEV) no se cobra a los clientes. La publi no puede ocupar más de x seg. por minuto de contenido, sólo puede ir al principio del contenido y se vende por un sistema de subasta.
  • Mayorista: si ya tenemos ripeados, subtitulados,… y almacenado el material, es absurdo que otros tengan que hacer lo mismo de nuevo –> vendemos el servicio a precio de mayorista a otros portales del mismo tipo.
  • Top Manta: otro canal de difusión de la cultura que, en lugar de ser considerado una lacra, podría resultar beneficioso si se moldea. Basta con crearles un acceso de mayoristas al servidor y un sistema de verificación (con inspecciones) de que el contenido ha sido bajado pagando para resolver 3 problemas de golpe: un canal de venta suplementario, un mercado legalizado pagando impuestos y puestos de trabajo mantenidos para gente que los necesita.

Read Full Post »

baner_sinde

1º – A la vista de que los encargados de difundir la cultura en realidad se dedican a entorpecerla:

Sumamos [el paso de lo analógico a lo digital] + [llegada de Internet] + [intercambio de archivos] y cualquiera se da cuenta de que nos estamos encontrando con una magnifica oportunidad para todos de difundir la cultura. Cualquiera salvo la UTI Ignorantes & Sinvergüenzas Sociedad Ilimitada compuesta por intermediarios de diversas índoles (discográficas, cinematográficas,…) y sociedades de gestión de derechos que se dedican a sabotear el invento en lugar de sacarle doble provecho tanto para los autores (emisores) como el público (receptores). Pueden estar orgullosos: a eso se le llama matar dos pájaros de un tiro.

El resultado es desolador: mientras los sinvergüenzas implementan -y sobre todo gestionan- canones y los ignorantes dicen que no necesitamos tantos megas, los creadores de contenido no saben qué hacer y la opinión pública no sabe qué pensar.

2º – A la vista de que los responsables de velar por los ingresos e intereses de los artistas los están secuestrando y manipulando:

Cuando se autodenominan Sociedad General de Autores y Escritores, se espera de ellos, como mínimo, que no acaben perjudicando a quienes afirman defender. Sin embargo, la $GA€, sus retoños, y la mayoría de los intermediarios (grandes discográficas, cinematográficas, editoriales,…) están actuando de tal manera que, lo que podría ser una oportunidad de oro tanto en términos de difusión cultural como de recaudación para los artistas, autores, realizadores,… se está convirtiendo en una pesadilla para todos: artistas y ciudadanía. Los motivos de los del lado oscuro son sencillos: mantener vivo su antiguo negocio de chupar del bote de los creadores a base de comisiones y desarrollar su nuevo negocio de chupar del bolsillo del público a base de canon.

¿Por qué? Porque de lo contrario su futuro pinta negro: ¿Quién necesitará estar atado a una discográfica si puede auto-publicarse/-producirse? Quién necesitará a una empresa gestora de derechos si el contador de descargas se convierte en la herramienta de medición más común?

Como en las mejores dictaduras, han descubierto que resulta mejor mantener a los autores, escritores, artistas,… en la ignorancia y mandarlos manifestarse verbalmente y físicamente en contra de algo que desconocen (gestionar el miedo a lo desconocido siempre ha sido una excelente herramienta de control), antes de abrirles las puertas, enseñarles que hay vida ahí fuera e incluso ofrecerles formación sobre Internet y sus oportunidades.

3º – A la vista de que el gobierno ha perdido su talente laico y ha escogido nombrar a una integrista como ministra:

Si habéis leído hasta aquí, os habréis dado cuenta de que en esta historia hay 3 bandos, y no 2 como han intentado hacernos creer hasta ahora: los emisores (creadores, autores, artistas,…), los receptores (público), y los intermediarios (discográficas, cinematográficas, sociedades de gestión,…). Y como en cualquier sociedad humana, cada bando tiene su legión de radicales y  moderados.

Cuando nombras a un ministro de cultura en plena era Internet, se espera una elección minimamente inteligente: alguien que conoce bien el medio tanto cultural como tecnológico, sin conflicto de interés y sobre todo de posturas moderadas, recordando que firmeza y moderación (<> tibieza) son perfectamente compatibles.

Pues el gobierno nos ha colocado primero a Molina, un analfabeta tecnológico, y a continuación lo ha cambiado por una integrista. Y no a cualquiera: como guionista (mediocre) y ex-presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, la Excelentísima Ángeles González-Sinde ha dado muchas y claras muestras de su intransigencia. Su llamada inaugural al dialogo no engaña a nadie dada la vehemencia de sus declaraciones anteriores.

De verdad que sólo puedo decir una cosa: ¡Bravo!

Resumiendo: a la vista de que los que estamos pagando para encontrar soluciones se dedican a crear problemas….

…podríamos deja rodar la bola porque sabemos que jamás conseguirán evitar el intercambio de archivos: a lo más que pueden aspirar es a dificultarlo y mientras tanto seguir recaudando en los conciertos benéficos. Sumarnos a campañas y protestas contra la SINDEscargas mientras otros desarrollan técnicas de encriptación cifrado de la red sería la solución más cómoda. Pero no somos como ellos:

– Porque somos capaces de ver más allá de la punta de nuestra nariz o de nuestros intereses primarios.
– Porque aunque también tenemos nuestra legión de radicales que sólo pretenden tenerlo todo gratis, somos conscientes de que los artistas están siendo manipulados y engañados por quienes han vivido y quieren seguir viviendo de ellos.
– Porque los internautas somos los primeros interesados en que las artes en general y el cine, la música, la literatura, la fotografía,… en particular tengan los medios adecuados para crear material de calidad del cual podamos disfrutar todos.

Por todos estos motivos y los que me he olvidado, creo que ahora nos toca combinar la reacción, las protestas,… con la acción –> Hemos de tomar la iniciativa.

La pregunta es: ¿Y entonces qué hacemos?

De aquí a la semana que viene, presentaré el Capítulo 3: se trata de una propuesta detallada que incluye montar y pilotar una web-servidor de material multimedia siguiendo los fundamentos de Free Business (tll “Empresa Privada, Servicio Público”) descritos aquí hace algún tiempo.

También voy a dedicar esta semana a ir recabando apoyos cualitativos y cuantitativos a esta iniciativa.

Read Full Post »

En el capítulo anterior, Aquiles y su amiga La Tortuga estuvieron hablando sobre cómo hacerle un poco de tuning a iTunes para conciliar los intereses de los usuarios con los de los artistas, actores, realizadores y demás trabajadores (el término trabajador excluye a $GA€ y otros predadores).

Después de unos cuantos culines de sidra con 1ppy en la taberna de Zenón, aún siguen debatiendo sobre la paz mundial entre artistas y internautas:

Aquiles: Ves, te lo dije, a mi amigo 1ppy le gustó la idea de la tarifa regresiva según el consumo: cuánto más descargo (streaming), menos pago. Se le puede cobrar 5 € por película al que descarga una sola peli al mes pero los grandes consumidores siempre han de tener descuento.

La Tortuga: Sí, pero a mi me gusta más su propuesta de cobrar por MB y no por película. Tipo 1 GB de contenido al mes por 5 €, 10 GB al mes por 25 €.

Aquiles: Ya, es verdad que así no pagas integramente por un bodrio que no ves entero.

La Tortuga: O cobras distinto precio según la calidad de la peli: DivX, DVD o HD. Lo mismo para la música: 8kbps para Busta-manta, 512kps para Bach.

Aquiles: Pero hay un inconveniente mayor: te van a saltar a la chepa con que no se puede vender la cultura al Kilo(bytes).

La Tortuga: Eso es porque aún no han entendido que lo que se vende no es la cultura en sí sino el servicio que permite acceder a ella y disfrutarla. Tú mismo lo decías Aquiles: la cultura es libre, es un bien público. Lo que has de pagar es un servicio que te permite acceder y navegar por la cultura: streaming con una base de datos completa sobre cada obra (letra de las canciones, V.O.S.,…) y de fácil navegación como ofrece iTunes por ejemplo.

Aquiles: ¿Pero entonces si pagas por el servicio y no por el contenido, cómo piensas evitar que la gente se la siga descargando cultura gratis? Y por que quieres cobrar por MB de contenido?

La Tortuga: No pienso evitarlo. El que la quiere descargar gratis, que lo siga haciendo. Pero es que como te comenté antes, entre el aumento de disco duro y el tiempo que gastas, de gratis tiene poco: muchos nos pasaremos a este tipo de servicio porque por una pequeña cantidad de dinero tendremos un servicio excelente para disfrutar con un clic de toda la cultura del mundo, sin barreras ni filtros previos de productores, editoriales, etc… de gustos más que discutibles.

Y en cuanto a eso de cobrar por MB, porque es la mejor manera de determinar con exactitud el uso que haces de este servicio: cantidad de MB en streaming descargado = cantidad de uso. Y es también la mejor manera de remunerar con exactitud los que llenan tu servicio de contenido: cuanto más se ha visto una peli, más ha contribuido a que se use iTunes y más ingresos a proporcionado a Apple con lo cual más ha de ser remunerado. Y una cosa más: muchos se van a alegrar al darse cuenta que el público, al pagar por MB en lugar de por película entera, no dudan en ver una y otra vez alguna escena 😛 de una misma película.

Aquiles: ¿Quieres decir que vas a pagar a los productores y discográficas en función de los MB descargados?

La Tortuga: Sí y no. Sí, es normal que se pague por MB ya que iTunes vende su servicio porque ellos producen un contenido que genera mucha – o poca – demanda de este servicio. No porque se ha de pagar a realizadores y cantantes directamente en lugar de a sus futuros ex-chulos.

Aquiles: Estimada amiga, me alegra constatar que has abrazado mi opinión sobre quienes son los verdaderos piratas en este negocio intercambio.

La Tortuga: Ahora que he entendido que en realidad, lo que nos vendieron durante estos años no eran las películas en sí sino objetos que permitían verlas (VHS, DVD, Blue-ray,…), ahora que entiendo que el único impedimento en que Internet se convierta en el nuevo vehículo de la cultura son los intermediarios y sociedad de gestión que ven peligrar su negocio, ahora que entiendo que nadie pretende chulear a los artistas sino dejar de pagar por cajas de plástico que ya no necesitan, esta claro que nos dieron gato por liebre.

Aquiles: Quizás algunos nos hayamos equivocados al atacar con vehemencia a los propios artistas cuando la única culpa que tienen es la de haberse dejado manipular y chantajear por sus discográficas y las sociedades de gestión de derechos de autores de reproducción.

La Tortuga: ¿Y qué haces con las salas de cine?

Aquiles: Las salas de cine ofrecen un servicio: una peli en una pantalla gigantesca e incluso pronto en 3D. Han de seguir existiendo. Pero sin torcerle la cara, y menos aún ver como enemigos a las nuevas técnicas de consumo: basta con que con tu entrada te regalen la descarga de la peli en iTunes para que las salas vuelvan a llenarse: la ves en el ciné y la vuelves a disfrutar en casa el día que quieras. A sabiendas que el coste para verla en casa es muy bajo, la cantidad que tendrían que pagar las salas de cine a Apple serían muy bajas. Buen negocio para todo el mundo: espectador, salas, Apple, realizador…

La Tortuga: ¿Por qué siempre hablas de Apple? No hay sitio para más distribuidores?

Aquiles: Porque es el número 1 actual y porque tengo simpatía por las manzanas: atraen las flechas lo cual evita que los arqueros disparen a los talones 😉 Pero por supuesto que hay sitio para más distribuidores. Hasta sería una buena manera de implicar a los ISP en el negocio de contenidos – vendiéndolo incluído en su tarifa de datos HSDPA – sin poner en peligro la Net Neutrality.

Pero dejemoslo para otro día, que ya es hora de comer: te invito en el Caravia que lo descubrí la semana pasada y se come de maravilla por menos de lo cuesta el canon sobre un disco duro.

Read Full Post »

Hubo un ¿Y ahora qué? después del , y es normal que haya también uno después del no. Lo que no es nada normal es que este me tenga aún más ilusionado que el anterior…. 😮

A – Liberar 1ppy

En primer lugar, tengo la firme intención de liberar 1ppy en los próximos días pues, como comento en el apartado ¿Qué es esto?, no lo había hecho hasta el momento únicamente para no condicionar/poner en un aprieto a Yoigo en caso de que hubiesen querido implementarlo.

Mi convicción sobre conocimiento y cultura libre son tales que no tengo la menor duda de que liberar toda la información sólo puede ser una ventaja para todos:

¿Me lo van a copiar? Ojala; eso significará que es bueno excelente 😉
¿Sin pagarme? ¡Exacto! Sé que este es el principal obstáculo para muchos pero es evidente que no tendría sentido – salvo para la $GA€ – cobrar a todos y cada uno por leer el mismo documento prohibiéndoles contárselo o prestárselo a otra gente: sea cual sea el valor del contenido de un documento, su precio es nulo porque retener información no puede ser un negocio. Negocio hay, pero está en el valor añadido que uno puede aportar a este proyecto, ¡no en esconder el proyecto de los ojos de los clientes potenciales!

En cuanto a aspectos prácticos, aunque incluiré enlaces a los anexos entregados a Yoigo para que lo veáis tal y como lo propusé, voy a retocar la presentación de 1ppy para hacerla más blogueable con lo cual no os esperéis un pdf mañana y punto: probablemente haga otra entrega por capítulos 😛

B – ¿Rebotar… o pegar un salto?

En segundo lugar, tenía un plan B previsto por si Yoigo no me concedía la cita o no encontraba interés en aplicar 1ppy – ocurrió esto último -. Hablemos claro: un plan B es un rebote. Y como saben todos los especialistas en Pang 😀 , después del primer disparo, el objetivo es más pequeño y vuela menos alto…. 😉 Pero un rebote no es nada despreciable, sobre todo si se ha apuntado alto al principio 🙂 [mañana al mediodía goto Opción 1]

Lo que ocurre es que también he percibido un nuevo plan A. Lo llevo volteando desde hace apenas 60 horas y me pone. Me pone mucho 😀 , más que 1ppy incluso. Ya no sería un rebote, sería un salto. Hasta diría que un salto con pértiga 😀 Pero es que además está 100% en consonancia con mis intenciones y convicciones. Y no se me había ocurrido hasta que me lo pusieron delante de los ojos. ¿Entonces? Pues el problema, ya os dije, es que es una locura¡ Y también que está en gran medida entre vuestras manos 😉 ! [mañana por la noche goto Opción 2]

Read Full Post »