Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Otros’ Category

Una vez diseñada la Idea de “tarifa plana” para Simyo, estas son 10 8 razones por las que vale la pena estudiarla:

  1. Sencilla:
    Sólo hay 1 tarifa. El establecimiento de llamada, minuto, SMS y los 10MB cuestan lo mismo: Entre 10 y 6 céntimos. Según cuánto recarga el cliente, entre 5 € y 500 €.
    –> La tarifa que se/te entiende
  2. Personalizada:
    No hay un precio, no hay 3 precios. Ni 5, ni 10: hay el precio que corresponde, al céntimo, al consumo. Es un precio que está exactamente a su medida, pues paga menos cuánto más consume. No tiene que adaptarse a falsos planes personalizados en las que intentan hacerle entrar a martillazos para después hacerle creer que ses su talla”. Ni suscribirte a módulos para intentar arañar céntimos… o perderlos según el mes que toca..
    Es una tarifa con la que siempre está seguro 100% que de ninguna manera podría haber pagado un sólo céntimo menos.
    –> Tu telefonía móvil
  3. Real:
    Si se le dice a la gente lo que ha comprado: 1,3kg de patatas, una docena de huevos, una caja de langostinos, o 30 litros de gasoil ¡¿por qué cuando un cliente se gasta 15 €, sólo alcanzamos a decirle “usted tiene 15 € de recarga”?! ¡Si a él lo que le interesa son minutos, MB y SMS, porque el tipo ya sabe que se ha gastado 15 €: los acaba de pagar!
    Ahora podremos decirle: he aquí sus 639 minutos (10h39) de llamadas (menos est. de llam. = 1 minuto) o 6,39 GB (639 x 10MB) de datos o 629 mensajes, o combinación de todo esto – y más – hasta llegar a 639.
    –> Es concreto, amigable, preciso y conciso.
  4. Práctica:
    Al querer abarcar todos los públicos, Simyo tiene actualmente 2 tarifas de datos: 5Gb por 25 € y la diaria, que no hay quien la entienda. Con esta nueva propuesta, sólo hay una tarifa de datos, valida tanto para un consumo ocasional como para un uso continuo tipo módem HSPDA.
    –> Se explica a los amigos en 3 segundos
  5. Justa:
    Pregunta: ¿Porque tener una tarifa más baja para un alto consumo de datos y no otra también más baja para un alto consumo de voz o de SMS?
    Respuesta: Porque no se puede hacer 6 tarifas (2 para cada apartado).
    Propuesta: No hace falta: un buen cliente es un buen cliente y punto. Si tira más de la voz, de los datos o de los SMS, da igual, que para ajustarse a los costes, hay una tarifa diferenciada con establecimiento de llamada para la voz, a precio de oro para el SMS y más barata para los datos. Así que si un cliente consume mucho, hay que ser generoso en todos los apartados, y si consume menos, menos generoso en todos. ¿O es que en un bar-restaurante, al tipo que come mucho no se le puede invitar a un vino? y al que se toma la caña a diario no se le puede poner unos pinchos?
    –> Cuánto más gastas, menos te cobramos. Y punto.
  6. Flexible:
    Ningún compromiso de parte del cliente: no es porque en una recarga se pueda gastar 60 € que lo tiene que hacer cada mes. En cada momento es dueño de su gasto, y en cada momento tiene derecho al ahorro relacionado con su gasto. Sin necesidad de altas ni bajas.
    –> La primera tarifa en la que tú decides lo que gastas, y sobre todo: lo que pagas
  7. Convergente:
    No es bueno para una empresa que sus intereses y los de tus clientes no coincidan o, peor incluso, sean opuestos. Sin embargo, ocurre constantemente lo cual está al origen mucha letra pequeña. Está es sin embargo la única propuesta/tarifa en la que, dándole al cliente 100% de libertad de pagar lo que quiere, le interesa lo mismo que a ti es decir recargar más: de 15 en 15, mejor que de 5 en 5. Y de 20 en 20 mejor que de 15 en 15, etc.
    –> Si es bueno para ti/nosotros, es bueno para nosotros/ti.
  8. Escalable:
    Es compatible con cualquier promoción puntual, nuevo servicio o bajada de precios, incluyendo por ejemplo una supresión posterior del establecimiento de llamada.
    –> Fácil de gestionar para el cliente… y para la empresa.

Bonus = Pionera: sería la primera empresa (y no es por no haberlo intentado con otra 😉 ) en aplicar una tarifa realmente progresiva sin planos.

Read Full Post »

Cambio temporal de chaqueta (os lo pongo a huevo): Simyo ha pedido ideas para una tarifa plana y no he podido evitarlo 😀 Aunque no hubiera querido, la cabeza se pone a pensar ella sólita y no hay qué ni quién la pare.

Así que durante un post, este blog se viste de “Una idea para Simyo“:

  • Definiendo Tarifa plana: si por tarifa plana entendemos, tal y como proceden los ISP, llamadas nacionales ilimitadas a cambio de una cuota fija, vamos de cabeza al pozo: hoy no hay ningún servicio realmente ilimitado en telefonía móvil, ni en datos ni en voz, ya que todos tienen un tope a partir del cual, o se paga (las llamadas), o se divide la calidad del servicio (de datos) por 20. Sin olvidar el antecedente del Yoigate que no invita a correr riesgos.

    Que no lo haya no significa que no lo pueda haber. Pero para que haya una tarifa realmente plana en telefonía móvil, las circunstancias han de ser las siguientes:

    el precio/coste de las llamadas es muy barato –> la tarifa plana mensual, calculada en base a un consumo/coste medio, es económica –> al consumidor no le compensa preocuparse pagar por lo que realmente consume y prefiere la tranquilidad de “llamo todo lo que quiero”. Esto ocurre hoy en día con los packs Internet + ADSL que empiezan a partir de 25 €/mes. Si vas a implantar una tarifa plana de precio alto, la mayoría de tus clientes preferirán pagar por consumo.

    Soy de los que cree – y aplaude – que la iniciativa de Simyo no aspira tanto a encontrar UNA idea para aplicar sino a tomárles la temperatura a los clientes/internautas: una especie de encuesta crowdsourcing viral 😀 . Y en efecto,  las respuestas tiran en su mayoría hacía “varios packs de minutos con tarifa decreciente”.

  • Proponiendo Tarifa plana: Por supuesto, no voy a plantearles algo muy alejado de lo que presenté en su tiempo a Yoigo o fui desarrollando después para Nuestr@ OMV. Pero un año de congelador me ha dado para enfriar la cabeza y pulir la idea. Ahí vamos.

    • Voz:

      5 € —> 50 minutos (0,10 €/min)
      75 € —> 1.000 minutos (0,075 €/min)

      Precio por minuto variable: es la clave. Los números exactos son asunto de Simyo pues ellos son los que tienen los datos (costes,…) para fijarlos. “Las cifras 10c y 7,5c sólo se fijan para facilitar el entendimiento” dice el que cree que si el planteamiento es correcto, se encontrarán las cifras correctas para ponerlo en práctica 😉

      ¿Y a parte de 5 € y 75 €? Nada de bonos ni planes intermedios: libertad total para el cliente para recargar la cantidad que él quiere: 10 €, 25 €, 90 € o 205 € a sabiendas de que cuánto más recarga, más barato le saldrá el minuto es decir más minutos de llamada tendrá por cada euro.

      Ejemplo: por 10 € son 108 minutos –> minuto a 0,093 €. Mientras que por 15 €  recargados, se dispone de 169 minutos (0,089 €/min). En este último caso, se ha ganado 19 minutos de conversación gratuita en comparación con 3 recargas de 5 €. Y así hasta (casi) el infinito.

    • Establecimiento de llamada: es algo que, como sabemos todos, no refleja ningún coste ni servicio real. No existe en muchos países y mercados. Pero es algo que la gente tiene asumido y una fuente importante de ingresos. Por otra parte, permite bajar el precio del minuto que es lo que realmente mira y con lo que se queda la gente.Es muy delicado decidir si suprimirlo o no. Es probable que, mientras que el director financiero dice que no, el de marketing dice que sí. Edit 30/11/08 07h55: aunque creo que tiene que desaparecer, conviene quitarlo más tarde, pues ha de ser un medida de único y máximo protagonismo.

      Establecimiento de llamada variable, otra clave:

      Establecimiento de llamada = 1 minuto

      Ejemplo: He recargado 30 € –> tengo un saldo de 359 minutos: estaré hablando por 0,083 €/min. con un est. de llamada también de 0,083 €. Después de una conversación de 2 minutos y medio, me quedará un saldo de: 359 – 1 minuto de est. de llamada – 2,5 minutos e conversación = 356,5 minutos.

    • Datos & SMS:

      Una de las ventajas de esta propuesta es que permite incluir los Datos y SMS en la “tarifa plana”. Se obtiene por equivalencia: 1 minuto de voz = 10 MB de datos = 1 SMS, lo cual da lugar a los precios siguientes:

      • Datos:

        5 € –> 500 MB (0,10 €/10MB)
        75 € –> 100 GB (0,075 €/10MB)

      • SMS:

        5 € –> 50 SMS (0,10 €/SMS)
        75 € –> 1.000 SMS (0,075 €/SMS)

      Pero además de poder incluir datos y SMS en esta tarifa plana, ofrecemos al cliente la posibilidad de combinar todo como el quiere sin ni siquiera tener que elegir antes:

      Ejemplo: quien recargue por ejemplo 50 € tiene derecho a 639 unidades, es decir 639 minutos (10h35) de voz o 639 SMS o 63,9 GB de datos o, y es lo que realmente nos interesa, a cualquier combinación de voz/datos/SMS tipo: 300 min (5h) de voz + 2 G de datos + 139 SMS / 300 min de voz + 3,39 GB pensando en un ejecutivo que no usa SMS.

      Esto es una respuesta perfecta a las tarifas packs que asignan una cierta cantidad de minutos, MB y SMS mensuales pero como jamás cuadran exactamente con el perfil de uso del cliente, a final de mes le sobran SMS y MB y le faltan minutos, o lo contrario. Esas tarifas dejan un mal sabor de boca y cartera además de ser otro perfecto ejemplo de pricing todo-lo-contrario-de-personalizado, por mucho que sus promotores pretendan lo contrario: poder elegir entre 3, 5 o incluso 10 trajes no es sastrería a medida.

Creo, sin medio a que se me inflen los tobillos o quedarme sin abuela (acaba de cumplir 90 años y está como nueva), que es la tarifa a la vez más sencilla y más personalizada que se puede ofrecer: la más sencilla porque sólo hay una tarifa, la más personalizada porque esta tarifa es la que tu quieres, algo como: tu propia telefonía móvil… con tu propia tarifa

Sim-yo, todo tu-yo 😉

PD: aunque las tarifas se dan en mínuto y MB, tarificación por segundos y KB desde el primer segundo/KB por supuesto. Recordad que por cada llamada hay un establecimiento de llamada que equivale a 1 minuto.

Continuará…

Read Full Post »

La utopia

Propuesta de definición: la utopía consiste en, el día 4 de abril de 1968, afirmar que dentro de 50 años, E.E.U.U. tendrá un presidente afroamericano mestizo.

Read Full Post »

(viene de ¿Sindicación de Bases de Datos?)

Estuve chateando con Alberto Faci sobre Database Syndication a raíz de su comentario. Una vez definida la problemática – ¿cómo compartir bases de datos? -, empezamos a pensar sobre el tema. Pensar consistió en Googlear para comprobar “el estado del arte” a la vez que intentábamos definir con la mayor exactitud posible el enfoque que se le quiere dar al binomio [problema-solución].

El estado del arte [Database syndication, by Google] : creer que uno ha inventado algo nuevo siempre es un error, además de una posible fuente de disgustos. Porque siempre habrá alguien que habrá pensado en algo parecido antes. Y antes, otro alguien que haya pensado en algo parecido al anterior, etc… No nacen ideas en medio de la nada, siempre hay un caldo de cultivo que proporciona varios brotes más o menos desarrollados de una misma idea.  Si no existe nada ni parecido, entonces es que debe de tratarse una muy mala idea 😀

¿Hay que dejar de “tener ideas”? Para nada, lo único es no perder de vista la cuestión principal: no es qué idea se tiene sino qué enfoque hay que darle para que funcione, qué faceta hay que enseñar, presentar, destacar. Y encontrar cuál esta pequeña diferencia que vamos a aportar que va a hacer que nosotros la podamos llevar a cabo con éxito mientras que los que “ya la tuvieron antes” no lo hicieron por el motivo que sea.

El planteamiento: quedó claro que mi primera opción que consistía en que cualquiera pudiera poner a disposición pública una BD, con sindicación a los datos y meta-datos, es errónea. Hoy en día, sólo se comparte desde su propio ordenador mediante P2P lo que la ley no permite alojar en un servidor ajeno, es decir música y películas con copyright externo restrictivo (valga la redundancia).

Todo lo demás se aloja en servidores temáticos tipo Flickr para fotos, YouTube para vídeos, NoSéKéWeb para Audio y los blogs para texto. Con este razonamiento, llegamos a la conclusión de que las bases de datos también han de compartirse desde un servidor ajeno. Se presentan 2 opciones:

  • Tipo YouTube: Cualquiera “cuelga una BD” y cualquiera la baja.
  • Tipo Wikipedia: Una base de datos online que cualquiera rellena y/o consulta.

–> Tengo una preferencia clara hacía la opción Wikipedia por los motivos siguientes:

  1. Evita tener que discutir qué formatos/gestores de BD acepto y cuáles no 😀
  2. Al contrario de las fotos, vídeos,… en una base importa casi tanto la estructura (organización y relaciones entre tablas) como los datos. Con la opción 1, tendríamos un número infinito de bases con la misma temática/información pero distinta distribución. Con la opción 2 hay un equipo de “bibliotecarios” encargados de consensuar la(s) estructura(s) más adecuada(s) para cada base…
  3. … así como de conectar entre sí las bases que llevan tablas (localización,…) en común.
  4. Para poder permitir:
    1. Consulta on line
    2. Descarga con sindicación tal y como expliqué en el capítulo anterior y ha esquematizado a la perfección Alberto:database-syndication
    3. Hotlinking” aplicado a BD es decir informes o consultas SQL “calientes” desde un blog o una web.

Hay más cosas (utilidades, aplicaciones, modelo de negocio,…) pero antes de seguir desarrollando en un sentido u otro, me vendrían bien saber:


– ¿Qué opinas?
– ¿Puede una base de datos colectiva funcionar como la Wikipedia?
– ¿Crees que podría incluso servir de buscador ya que a menudo sólo buscamos datos concretos y no páginas de texto sobre un tema?

Read Full Post »

Estos últimos días, por algún motivo extraño 😉 , tenía ganas de retomar aquel ensayo sobre el Free Business. En particular el apartado sobre la cuarta vía. Después de leer al rey de los objetos perdidos, me decido por fín a hacerlo:

Siempre se ha opuesto capitalismo a socialismo y comunismo. Creo que es un error: el capitalismo es un modelo económico mientras que el communismo y el socialismo son modelos políticos. Salvo que queramos mezclar churros con merinas,  lo que corresponde oponerles es el liberalismo. La falta de distinción entre liberalismo (político) y capitalismo (económico) proviene probablemente de la lógica preferencia que tienen los más ricos por que el estado meta lo menos posible su nariz en sus negocios.

El panorama actual consiste en que, una vez descartado el comunismo, nos encontramos con, a nuestra derecha, un liberalismo más o menos radical y a nuestra izquierda un socialismo también más o menos radical. El problema del socialismo radical es que apesta a comunismo. Parece obvio pero no lo es pues IU, por ejemplo, sigue preguntándose porque no saca votos en las elecciones a pesar de la buena imagen de la que suelen gozar sus lideres, desde Julio Anguita hasta Llamazares pasando por Rosa Anguilar. Y cambian de lider en lugar de cambiar de ideario.
En cuanto al liberalismo radical, aún no sabemos muy bien a qué apesta ni creo que lo sepamos algún día porque lo primero que hacen los liberales cuando hay grandes problemas económicos es pedir una parentesis en el liberalismo: me ha recordado a los niños que dicen “casa” cuando estás a punto de pillarlos.

A mediados de los 90, se popularizó con Blair la llamada tercera vía. Lo típico: ni a la derecha, ni a la izquierda: pleno centro. Hace ya tiempo que al (in)justo medio lo considero como el tercer radicalismo: soy adepto de las posiciones moderadas pero huyo de la equidistancia como de la peste.  Lo dicho, aquellos social-democrátas pensaron, simplificando de nuevo, que lo ideal era “la igualdad de oportunidades para que todos puedan llegar a ser grandes capitalistas”. Peor todavia: revindico el derecho de todos y cada uno a poder ser rico, inmensamente rico. Revindico el derecho de cualquiera a no querer ser solidario. Lo reindico con convicción y fuerza. Pero “a lo Voltaire”: lo revindico como derecho pero lo aborezco como objetivo. Que un modelo político consista en fomentar el capitalismo, aunque sea sin abandonar lo social, equivale para mi a unos padres que enseñan a su hijo a ser el primero en todo, teniendo la amabilidad de no abandonarlo cuándo no lo consigue.

La metáfora no es casual puesto que un modelo político es lo mismo que un marco educativo: los dos intentan definir los limites dentro de los cuales se han de desenvolver las personas. ¿Cuál es el marco adecuado? Todo depende de cómo tengamos criado al niño. Está claro que se aspira a que sea independiente y se comporte como un adulto, no hay duda de que el paternalismo económico es fuente de ineficiencia además de fomentar el asistencialismo. Pero con un niño capitalista que sólo aspira a repartir más y más dividendos incluso cuando las cosas van mal, no hay que ser Super Nany para darse cuenta de que el liberalismo no es en absoluto el marco político-educativo adecuado para estos niñatos mal criados que siempre piden más y más.

Cuando el ratio de beneficio neto deje de ser el principal objetivo e indicador de calidad de las empresas, recordando que empresa significa grandes y pequeños empresarios = nosotros, se podrá esperar una cierta responsabilidad social de su parte es decir un comportamiento más o menos maduro. Entonces, el liberalismo destacará claramente como sistema político-educativo idoneo. Mientrás tanto, a intentar regular a los niñatos. Aunque todos tenemos la sensación de que se les sigue malcriando.

Read Full Post »

No, no he desaparecido 😀

Mientras que Eses ha pasado gran parte del verano en stand-by hasta que mis compañeros de aventura en Madrid terminen de preparar el nuevo curso, he estado avanzando el Proyecto Cavavin cuyo desenlace, espero, debería de tener lugar a lo largo del autoño.

Llegado a este punto, necesito ayuda informativa: este proyecto requiere la creación de una base de datos con mucho contenido. En eso estoy y tengo claro que todo el trabajo realizado a lo largo del verano recompilando MB de información sobre vino – de eso va 😉 – ha de ser puesto a disposición pública; digan lo que digan, compartir es bueno. O, dicho de otra manera, si tu tienes una base y yo tengo una base…

Sólo conozco dos maneras de poner a disposición pública una base de datos: colgándola en la red para su descarga libre o colgándola en un servidor y dejando que cualquiera tire de ella a través de consultas.
No me convence ninguna de las 2. La primera por motivos prácticos: obliga a la gente a descargarla entera cada vez que se efectua un cambio, aunque sea un cambio mínimo tipo corrección ortográfica.  Y la segunda porque, aunque tiene la ventaja de que las actualizaciones se apliquen en seguida, el ancho de banda que supone es excesivo y sobre todo absurdo pues equivale a hacerle a la base fuente la misma pregunta cada dos por tres.

Busco:

Lo que me planteo es algo parecido a la sindicación RSS o al aviso de actualización de software:

  • La primera vez, uno descarga la base fuente entera.
  • Tira a la “papelera” lo que no le gusta (datos, formularios,…)
  • Añade lo que le apetece (datos, consultas, informes,…)
  • Recibe avisos de actualización de la base fuente
  • Echa un ojo a la descripción del contenido de la actualización
  • Decide ejecutar la actualización
  • Se actualizan los datos concernidos y relacionados de su base

Otra alternativa consiste en una vinculación de tablas a través de Internet, con el inconveniente de que sólo se transmite el contenido sin continente, pero algo es algo.

En los dos casos, la sindicación/vinculación requerería inscripción gratuita previa, entre otras cosas para comprobar que los trabajos resultantes también están puestos a disposición pública (*) en lo que sería una especie de “share alike” aplicado a la información.

(*) en la medida en la que se cumple la legalidad pues cada base de datos tiene logicamente una parte privada como pueden ser ficheros de clientes y currantes,…

Otras aplicaciones:

  • Otro ejemplo de aplicación – la utilidad pública de una base de datos sobre vino no resulta quizás del todo evidente pues para muchos se trata más de beberlo que de leerlo 😉 – es la información geopolítica del planeta, país, provincia,.. con los nombres de paises, provincias, ayuntamientos,… las banderas, las monedas, los códigos ISO, los dominios, la cartografia,….
    Entiendo que cada organismo/administración públic@ responsable de dichas nomenclaturas debería de tener a disposición de los ciudadanos no solamente las bases de datos con esta informácion para ser procesada sino un servicio como el descrito anteriormente. Fomentaría, entre otras cosas, el uso masivo de teminología y datos estandares.
  • En cuanto a una aplicación profesional/comercial, pienso por ejemplos en los fabricantes (digamos tecnológicos,…) que han de informar de las caracteristicas técnicas de sus productos (digamos ordenador,…) a su red de distribución (digamos grandes y puequeños tiendas físicas o en red,…) los cuales han de adecuarla a su programa de gestión para restituirl dicha información a los clientes. Si hubiera una sindicación/vinculación entre la base de distribuidor y la del fabricante, además de evitar emillones de e-mails con la recompilación de las carácteristas de un nuevo producto, se evitaría muchos errores al pasar la información en caso de las pequeñas empresas y cualquier cambio de un fabricante estaría reflejado en la web del propio distribuidor al momento.
  • La verdad es que lo estoy contando como si fuera algo nuevo porque lo es para mí, pero no hay duda de que en alguna parte de la red ya existe algo al respecto. Google no me lo ha querido decir, por eso cualquier información  en este sentido (tengo pruebas de que hay infórmaticos leyendo este blog 😛 ) sería bienvenida.

    Gracias

Read Full Post »

TI-01-La-conjugación-inglesa
TI-02-Los-verbos-irregulares

Forrando y ojeando el libro de inglés de mi hijo, recordé que hace unos años había trabajado sobre un apunte de verbos irregulares en inglés con el objetivo de evitar a los alumnos de hoy el profundo asco que me había provocado en su día aquella maldita lista a chaparse de memoria con su “to be, I was, been” hasta el “write, wrote, written” pasando por el adorado “Cut, cut, cut”.

He aquí arriba para descarga aquellos apuntes (formato: pdf, licencia: CC 2.5 by-sa). Son precisos y concisos; seguramente demasiado concisos. La primera parte desglosa la pauta de conjugación en inglés mientrás que el segundo apunte relaciona entre sí los verbos que llevan el mismo tipo de irregularidd, además de incluir la lista completa de los 194 irregulares (tanto £ como $).

Aprovecho para opinar, faltaría más 😀 , que los que mandan chapar los idiomas son los principales responsables de que no se sepa idiomas en España. Los idiomas son como los trabajos manuales, se memorizan y fomentan con la práctica, no con la memorización intensa de apuntes: prohibir el uso de un diccionario en un examen de inglés es tan absurdo como prohibir utilizar una calculadora en un examen de mates.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »