Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Un Proyecto para Yoigo’ Category

He aquí el making-of de 1ipS (= Una idea para Simyo, más detalles si quieres 2 entradas más abajo) es decir, la herramienta-demostración matemática que sirve de base a la tarifa plana propuesta: https://spreadsheets.google.com/ccc?key=pU4F6xqiLwjGJkML0NKFnKQ&hl=es

  • En ella se parte de los 2 ejemplos siguientes…
    • Recarga de 5 € –> 50 minutos o SMS o 500 MB o cualquier combinación entre las 3 cosas (por ejemplo: 30 minutos + 10 SMS + 100 MB)
    • Recarga de 75 € –> 1.000 minutos o SMS o 10 GB o cualquier combinación entre las 3 cosas (por ejemplo: 300 minutos (5 horas) + 150 SMS + 5,5 GB)
  • Recuerda que cada establecimiento de llamada cuesta un minuto.
  • .. para calcular las variables a & b (celdas verdes) de la función matemática de tipo potencial:
    €/minuto = a *  Recarga ^ b que rige toda la tarifa y permite su carácter progresivo.
  • Puedes modificar estos ejemplos (las 4 celdas amarillas) a tu antojo y ver cómo influye sobre toda la tarifa. No dudes en dejarme en comentarios cuales son estos 4 valores que consideras adecuados para una tarifa justa. Justa para la empresa y para ti por supuesto ;-). Recuerda que no estamos hablando de tarifas mensuales: recargas cuando quieres, tu saldo tiene 6 meses de vigencia.
  • Tienes una calculadora que te indica, por cada recarga (celda naranja), a cuántos minutos y/o GB tienes derecho y el precio al que los pagas.

Read Full Post »

Una vez diseñada la Idea de “tarifa plana” para Simyo, estas son 10 8 razones por las que vale la pena estudiarla:

  1. Sencilla:
    Sólo hay 1 tarifa. El establecimiento de llamada, minuto, SMS y los 10MB cuestan lo mismo: Entre 10 y 6 céntimos. Según cuánto recarga el cliente, entre 5 € y 500 €.
    –> La tarifa que se/te entiende
  2. Personalizada:
    No hay un precio, no hay 3 precios. Ni 5, ni 10: hay el precio que corresponde, al céntimo, al consumo. Es un precio que está exactamente a su medida, pues paga menos cuánto más consume. No tiene que adaptarse a falsos planes personalizados en las que intentan hacerle entrar a martillazos para después hacerle creer que ses su talla”. Ni suscribirte a módulos para intentar arañar céntimos… o perderlos según el mes que toca..
    Es una tarifa con la que siempre está seguro 100% que de ninguna manera podría haber pagado un sólo céntimo menos.
    –> Tu telefonía móvil
  3. Real:
    Si se le dice a la gente lo que ha comprado: 1,3kg de patatas, una docena de huevos, una caja de langostinos, o 30 litros de gasoil ¡¿por qué cuando un cliente se gasta 15 €, sólo alcanzamos a decirle “usted tiene 15 € de recarga”?! ¡Si a él lo que le interesa son minutos, MB y SMS, porque el tipo ya sabe que se ha gastado 15 €: los acaba de pagar!
    Ahora podremos decirle: he aquí sus 639 minutos (10h39) de llamadas (menos est. de llam. = 1 minuto) o 6,39 GB (639 x 10MB) de datos o 629 mensajes, o combinación de todo esto – y más – hasta llegar a 639.
    –> Es concreto, amigable, preciso y conciso.
  4. Práctica:
    Al querer abarcar todos los públicos, Simyo tiene actualmente 2 tarifas de datos: 5Gb por 25 € y la diaria, que no hay quien la entienda. Con esta nueva propuesta, sólo hay una tarifa de datos, valida tanto para un consumo ocasional como para un uso continuo tipo módem HSPDA.
    –> Se explica a los amigos en 3 segundos
  5. Justa:
    Pregunta: ¿Porque tener una tarifa más baja para un alto consumo de datos y no otra también más baja para un alto consumo de voz o de SMS?
    Respuesta: Porque no se puede hacer 6 tarifas (2 para cada apartado).
    Propuesta: No hace falta: un buen cliente es un buen cliente y punto. Si tira más de la voz, de los datos o de los SMS, da igual, que para ajustarse a los costes, hay una tarifa diferenciada con establecimiento de llamada para la voz, a precio de oro para el SMS y más barata para los datos. Así que si un cliente consume mucho, hay que ser generoso en todos los apartados, y si consume menos, menos generoso en todos. ¿O es que en un bar-restaurante, al tipo que come mucho no se le puede invitar a un vino? y al que se toma la caña a diario no se le puede poner unos pinchos?
    –> Cuánto más gastas, menos te cobramos. Y punto.
  6. Flexible:
    Ningún compromiso de parte del cliente: no es porque en una recarga se pueda gastar 60 € que lo tiene que hacer cada mes. En cada momento es dueño de su gasto, y en cada momento tiene derecho al ahorro relacionado con su gasto. Sin necesidad de altas ni bajas.
    –> La primera tarifa en la que tú decides lo que gastas, y sobre todo: lo que pagas
  7. Convergente:
    No es bueno para una empresa que sus intereses y los de tus clientes no coincidan o, peor incluso, sean opuestos. Sin embargo, ocurre constantemente lo cual está al origen mucha letra pequeña. Está es sin embargo la única propuesta/tarifa en la que, dándole al cliente 100% de libertad de pagar lo que quiere, le interesa lo mismo que a ti es decir recargar más: de 15 en 15, mejor que de 5 en 5. Y de 20 en 20 mejor que de 15 en 15, etc.
    –> Si es bueno para ti/nosotros, es bueno para nosotros/ti.
  8. Escalable:
    Es compatible con cualquier promoción puntual, nuevo servicio o bajada de precios, incluyendo por ejemplo una supresión posterior del establecimiento de llamada.
    –> Fácil de gestionar para el cliente… y para la empresa.

Bonus = Pionera: sería la primera empresa (y no es por no haberlo intentado con otra 😉 ) en aplicar una tarifa realmente progresiva sin planos.

Read Full Post »

Cambio temporal de chaqueta (os lo pongo a huevo): Simyo ha pedido ideas para una tarifa plana y no he podido evitarlo 😀 Aunque no hubiera querido, la cabeza se pone a pensar ella sólita y no hay qué ni quién la pare.

Así que durante un post, este blog se viste de “Una idea para Simyo“:

  • Definiendo Tarifa plana: si por tarifa plana entendemos, tal y como proceden los ISP, llamadas nacionales ilimitadas a cambio de una cuota fija, vamos de cabeza al pozo: hoy no hay ningún servicio realmente ilimitado en telefonía móvil, ni en datos ni en voz, ya que todos tienen un tope a partir del cual, o se paga (las llamadas), o se divide la calidad del servicio (de datos) por 20. Sin olvidar el antecedente del Yoigate que no invita a correr riesgos.

    Que no lo haya no significa que no lo pueda haber. Pero para que haya una tarifa realmente plana en telefonía móvil, las circunstancias han de ser las siguientes:

    el precio/coste de las llamadas es muy barato –> la tarifa plana mensual, calculada en base a un consumo/coste medio, es económica –> al consumidor no le compensa preocuparse pagar por lo que realmente consume y prefiere la tranquilidad de “llamo todo lo que quiero”. Esto ocurre hoy en día con los packs Internet + ADSL que empiezan a partir de 25 €/mes. Si vas a implantar una tarifa plana de precio alto, la mayoría de tus clientes preferirán pagar por consumo.

    Soy de los que cree – y aplaude – que la iniciativa de Simyo no aspira tanto a encontrar UNA idea para aplicar sino a tomárles la temperatura a los clientes/internautas: una especie de encuesta crowdsourcing viral 😀 . Y en efecto,  las respuestas tiran en su mayoría hacía “varios packs de minutos con tarifa decreciente”.

  • Proponiendo Tarifa plana: Por supuesto, no voy a plantearles algo muy alejado de lo que presenté en su tiempo a Yoigo o fui desarrollando después para Nuestr@ OMV. Pero un año de congelador me ha dado para enfriar la cabeza y pulir la idea. Ahí vamos.

    • Voz:

      5 € —> 50 minutos (0,10 €/min)
      75 € —> 1.000 minutos (0,075 €/min)

      Precio por minuto variable: es la clave. Los números exactos son asunto de Simyo pues ellos son los que tienen los datos (costes,…) para fijarlos. “Las cifras 10c y 7,5c sólo se fijan para facilitar el entendimiento” dice el que cree que si el planteamiento es correcto, se encontrarán las cifras correctas para ponerlo en práctica 😉

      ¿Y a parte de 5 € y 75 €? Nada de bonos ni planes intermedios: libertad total para el cliente para recargar la cantidad que él quiere: 10 €, 25 €, 90 € o 205 € a sabiendas de que cuánto más recarga, más barato le saldrá el minuto es decir más minutos de llamada tendrá por cada euro.

      Ejemplo: por 10 € son 108 minutos –> minuto a 0,093 €. Mientras que por 15 €  recargados, se dispone de 169 minutos (0,089 €/min). En este último caso, se ha ganado 19 minutos de conversación gratuita en comparación con 3 recargas de 5 €. Y así hasta (casi) el infinito.

    • Establecimiento de llamada: es algo que, como sabemos todos, no refleja ningún coste ni servicio real. No existe en muchos países y mercados. Pero es algo que la gente tiene asumido y una fuente importante de ingresos. Por otra parte, permite bajar el precio del minuto que es lo que realmente mira y con lo que se queda la gente.Es muy delicado decidir si suprimirlo o no. Es probable que, mientras que el director financiero dice que no, el de marketing dice que sí. Edit 30/11/08 07h55: aunque creo que tiene que desaparecer, conviene quitarlo más tarde, pues ha de ser un medida de único y máximo protagonismo.

      Establecimiento de llamada variable, otra clave:

      Establecimiento de llamada = 1 minuto

      Ejemplo: He recargado 30 € –> tengo un saldo de 359 minutos: estaré hablando por 0,083 €/min. con un est. de llamada también de 0,083 €. Después de una conversación de 2 minutos y medio, me quedará un saldo de: 359 – 1 minuto de est. de llamada – 2,5 minutos e conversación = 356,5 minutos.

    • Datos & SMS:

      Una de las ventajas de esta propuesta es que permite incluir los Datos y SMS en la “tarifa plana”. Se obtiene por equivalencia: 1 minuto de voz = 10 MB de datos = 1 SMS, lo cual da lugar a los precios siguientes:

      • Datos:

        5 € –> 500 MB (0,10 €/10MB)
        75 € –> 100 GB (0,075 €/10MB)

      • SMS:

        5 € –> 50 SMS (0,10 €/SMS)
        75 € –> 1.000 SMS (0,075 €/SMS)

      Pero además de poder incluir datos y SMS en esta tarifa plana, ofrecemos al cliente la posibilidad de combinar todo como el quiere sin ni siquiera tener que elegir antes:

      Ejemplo: quien recargue por ejemplo 50 € tiene derecho a 639 unidades, es decir 639 minutos (10h35) de voz o 639 SMS o 63,9 GB de datos o, y es lo que realmente nos interesa, a cualquier combinación de voz/datos/SMS tipo: 300 min (5h) de voz + 2 G de datos + 139 SMS / 300 min de voz + 3,39 GB pensando en un ejecutivo que no usa SMS.

      Esto es una respuesta perfecta a las tarifas packs que asignan una cierta cantidad de minutos, MB y SMS mensuales pero como jamás cuadran exactamente con el perfil de uso del cliente, a final de mes le sobran SMS y MB y le faltan minutos, o lo contrario. Esas tarifas dejan un mal sabor de boca y cartera además de ser otro perfecto ejemplo de pricing todo-lo-contrario-de-personalizado, por mucho que sus promotores pretendan lo contrario: poder elegir entre 3, 5 o incluso 10 trajes no es sastrería a medida.

Creo, sin medio a que se me inflen los tobillos o quedarme sin abuela (acaba de cumplir 90 años y está como nueva), que es la tarifa a la vez más sencilla y más personalizada que se puede ofrecer: la más sencilla porque sólo hay una tarifa, la más personalizada porque esta tarifa es la que tu quieres, algo como: tu propia telefonía móvil… con tu propia tarifa

Sim-yo, todo tu-yo 😉

PD: aunque las tarifas se dan en mínuto y MB, tarificación por segundos y KB desde el primer segundo/KB por supuesto. Recordad que por cada llamada hay un establecimiento de llamada que equivale a 1 minuto.

Continuará…

Read Full Post »

Me he equivocado una primera vez al no ser admitido por Yoigo mi proyecto de pricing (Un Proyecto Para Yoigo), reboté en un proyecto de creación de un OMV entre todos para todos (Nuestr@ OMV)… y me volví a plantar. Ahora he rebotado y estoy con con 2 nuevos proyectos (Eses + Cavavin).

Ser consciente de que mi crédito no me otorga más derecho al error no es un impedimento para que los este llevando con la misma ilusión que al principio aunque, no es difícil de imaginar, con mayor presión tensión. Pero al fin y al cabo, la culpa es sólo mía puesto que soy yo él que ha elegido hacer público los proyectos y por entonces sus resultados: puro Business Reality Show.

E ya que estás invitado, menos voyeurismo y más opinión 😛 : ¿Qué crees que va a ocurrir con Eses y Cavavin?

  • Opción 1: Como todo lo que cae, 1ppy va rebotando pero cada vez más bajo hasta terminar quedándose en el suelo: Eses y Cavavin son sus últimos botes, estos típicos sobresaltos de un moribundo agonizando.
  • Opción 2: A la tercera va la vencida: la lección parece aprendida e 1ppy por fin se ha decidido a dejar de decirles a los demás lo que tienen-pueden-podrían o tendrían que hacer, para lanzarse en un proyecto propio.
  • Opción 3: después de 2 fracasos, hay que encontrar un éxito de la manera que sea. Por eso, 1ppy nos ha sacado 2 proyectos de poca monta cuya realización le servirá para despedirse con honra.

 Las apuestas están abiertas 😀

Read Full Post »

Recordemos que 1ppy pricing fue la base que me llevó a elaborar un proyecto de CRM para Yoigo. Recordemos que Yoigo declinó la oferta.

Pues quizás algunos entendáis mejor esta negativa cuando os diga que en la reunión le dediqué un capítulo a Jaimito. Sí, Jaimito.

Aplicando la idea de Cuéntame un cuento, decidi recurrir a este personaje para explicar por qué el sistema de pricing que les estaba proponiendo era lo más lógico. Tengo que decir que fue un momento divertido, desde la cara de Maria Luisa hasta la necesidad de explicarle a Arne Hauge quién era Jaimito 😀

He aquí la historia de Cómo Jaimito te convence de que hay que acabar con los sistemas de tramos:

– 1979:

Le dice el jefe a Jaimito que, en lugar de seguir pagándole 200 € por cada venta realizada, a partir de ahora le va a pagar una comisión en función del importe de la venta. Le propone 2 tablas entre las que elegir. Una muy sencilla de recordar y otra muy progresiva:

1979Jaimito, viendo que cada una de las 2 propuestas tiene sus ventajas e inconvenientes no sabe cuál elegir.

Uno días después, se cruza con su maestra que le pregunta por su nuevo trabajo y Jaimito aprovecha la ocasión para contarle la elección que tiene que hacer.

Entonces, su maestra le surgiere que proponga a su jefe implantar una comisión del 10%. Viendo que Jaimito no lo entiende y recordando su pasado como alumno, la maestra le escribe en un papel: C = ƒ(V) = V/10. “Dále esto a tu jefe” le dice a Jaimito.

Tanto al jefe como a Jaimito, una vez este logró entenderlo, les parece un sistema mucho más limpio, progresivo y coherente que las propuestas precedentes.

– 2008

29 años más tarde, a base de trabajo y muchas clases particulares con la hija de su maestra :-P, Jaimito se ha vuelto empresario. Ahora, le toca a él proponer un plan de remuneración a sus comerciales además un sistema de descuentos por volúmenes a sus clientes.

Para mejorar aún más la productividad, decidió que el porcentaje de comisión ya no iba a ser del 10% por cada venta sino que iba a ser variable en función del importe de la venta.
Entonces Jaimito empezó a preparar una tabla de remuneración para sus comerciales:

2008

Estaba a punto de empezar la propuesta nº 2… cuando de repente tuvo una sensación de déjà vu.

Entonces, Jaimito abrió una hoja de cálculo de Open Office… y simplemente empezo a buscar la función matemática C%= ƒ(V) que permitiese relacionar el porcentaje de la Comisión con el importe de la Venta. Le salió: C% = 0,02 x V 0,2

Tanto a Jaimito como a su comerciales, una vez estos lograron … 😉

Sencillo ¿no?

Read Full Post »

Tal y como avisé, estuve rumiando 😀 Fue una rumia de lo más completa: empecé por la 3º acepción, seguí por la 2º y terminé con la 1º (invita la RAE).

Prólogo

Uno puede estar a gusto o no, de acuerdo o no con las opiniones y comentarios ajenos pero lo que jamás puede hacer es negarlos. Además, lo que menos se puede negar son las sensaciones ajenas: puedo contestar y demostrar que tal o tal argumento no es válido pero si alguien me dice lo que (re)siente, no puedo contestarle: “No, ¡qué va! no sientes eso”.

Y la sensación general producida al leer 1ppy más allá del – educado – “¡Cuánto te lo curaste!” inicial, ha sido la de “¡qué complicado!”.

Podría – creo 😉 – enrollar al personal disertando sobre la diferencia entre complicado y complejo, simple y sencillo. Pero estaría cumpliendo con el papel del perfecto “ciego porque no quiere ver”. O del perfecto blogger que cree que el post está por encima de los comentarios (algunos van hasta suprimirlos), sobre todo de los que te llevan la contraria.

–> Si 1ppy da la sensación de ser un sistema complicado, hay 2 soluciones:

  1. dejar 1ppy como está y mejorar la explicación para hacer desaparecer la sensación (problema de forma).
  2. mejorar 1ppy (problema de fondo).

Por supuesto, la solución correcta es la 3ª 😀 , la cual consiste en coger un post virgen en el que introducimos mucho de la solución 2 y unas gotas de la solución 1. A continuación, se recomienda publicar y esperar 😉

1ª digestión: el proyecto original

1ppy, de manera general y ya sin limitarnos al negocio de la telefonía, se basa en 4 conceptos/pasos claves:

Consumo -> Karma -> Descuento -> Precio/Bote

– El Consumo son las compras efectuadas (o inducidas en casos de CGC) por el usuario.

– El Karma K = ∑(i=1–>n) [Cipi * e(TTi * α)] es un intermediario entre el Consumo y el Descuento D = β * Ln(K) + γ. Mide económicamente al cliente. Es un paso translúcido: el cliente se entera de su Karma si lo busca, por ejemplo en su página de usuario, pero nunca se lo mandamos.

– El Descuento es el paso previo al Precio P = δ * (1 – D) y al Bote B = D / (1 – D). Recompensa económicamente al cliente. Es un paso transparente: sin interés ni visible para/por el cliente.

– El Precio es el precio exclusivo aplicable a este usuario. El Bote es la reserva de la que dispone el cliente para compras auxiliares o la empresa para regalos a dicho cliente. Los 2 son frutos del descuento e pasos visibles: es información que se manda al cliente.

α, β, γ, δ son las 4 variables que ha de fijar cada empresa para adecuar el sistema a su tarifa/marketing.

p es el coeficiente ponderador (%) que aplicamos a cada producto en caso de que algunos sean de mayor valor añadido o queramos otorgarles mayor relevancia comercial que otros, mientrás que TT representa el tiempo transcurido en días entre la fecha de la compra y la fecha de calculo del Karma.

Esta es la versión completa del proyecto: completa porque es la que tiene en cuenta todos los factores, la más fiel, progresiva y personalizada dentro de la sencillez.

2ª digestión (o rumia): una alternativa más simple

Sin embargo, para los que prefieren sacrificar algo de calidad a cambio de mayor simplicidad 😉 , se puede recortar los pasos y mucho:

Consumo –> Precio

Basta con relacionar el Precio directamente con el Consumo, sin el intermedio del Karma. Y sin el añadido del Bote

Por cada consumo (recarga, compra…), se ofrece un descuento en relación con la cantidad (ponderada) pagada/recargada. Pero en lugar de recurrir a múltiples, largas e incoherentes tablas de descuento por tramos, usamos una simple formula matemática:

D = a * Ln(Cp) + b = Cuánto más recargo/compro, más descuento –> menos pago (por unidad; sigo pagando más en total por supuesto).

MiPrecio según recarga

En el caso práctico de Yoigo, obtendríamos por ejemplo la tabla adjunta.

Por supuesto, a diferencia de las tablas de descuento “hechas a mano”, no es restrictiva a las cantidades indicadas: uno puede recargar lo que quiera o, visto desde otro ángulo: el precio lo eliges tú.

Ejemplo: para tener un Precio global (establecimiento, minuto, SMS, 10MB) de 10 céntimos, has de hacer una recarga de 500 €. Puede ser con una recarga automática mensual de 42 € y factura de regularización anual si quieres.

Por supuesto, el consumo de minutos, SMS, MB… a mayores en la factura de regularización se facturará también al mismo precio (0,10 €) y no a una tarifa abusiva como suele ocurrir por ejemplo con los planes de datos.

Es muy práctico para fomentar un mayor consumo y llevar a tus clientes a comprometerse pero al mismo tiempo dejarles total libertad, por muy antónimo que parezca.

Solo hay una limitación matemática: R < e((±a-b)/a). No tiene apenas relevancia y hablaremos de ella en una análisis matemática más profunda.

El post-rumia:

No hay duda ahora de que la alternativa “remasticada” y reducida es extremamente sencilla y fácilmente digerible por los usuarios si bien en comparación con la versión completa tiene el inconveniente de no tener en cuenta los antecedentes del cliente (para lo cual se necesita el Karma) y de no ofrecer una combinación modulable entre Precio y Bote. 2 añadidos valiosos aunque según parece complicados.

En realidad, creo simplemente que quizás conviene empezar aplicando la versión light hasta que los consumidores estén del todo familiarizados con este tipo de tarifas progresivas. Después, estoy convencido de que serán ellos mismos los que irán reclamando que se implementen las mejoras de la versión completa con comentario del estilo: “no es justo, llevo x tiempo con vosotros y pago lo mismo que uno que acaba de llegar” o “queremos un programa de puntos ya”. Y seguramente otras que no he previsto.
———-

P.D.: A los que no les huele bien el resultado de tanta rumia, se lo he puesto a huevo para comentar 😉

Read Full Post »

Avisa2:

Está es la exposición/explicación técnica de cómo se puede llevar a cabo todo lo explicado en la exp. práctica de 1ppy. Hice lo posible para que esta exp. fuese la más clara posible pero está claro que es pura matemática. La buena noticia, como me dijo Maria Luisa en la reunión con Yoigo, es que sí: ¡los logaritmos neperianos sirven para algo! 😉

Por otra parte, en marrón están las cifras que yo he elegido para diseñar el plan de pricing. Si en el ejemplo te parecía todo demasiado caro o demasiado barato, basta con modificar estas cifras para adecuar todo el plan a tu gusto. O para adaptar todo el proyecto a tu empresa… 😉

II – Show me the code

-Fórmula del Karma:

1º paso – La formula de cálculo del Karma ha de tener en cuenta la suma de todos (n) los gastos/recargas (G, en €) realizados con la operadora: –> K = ∑(i=1–>n) [Gi]

Convendría también tener una política en la que el CGC fuese cuantificable para incorporarlo al cálculo del Karma.

2º paso – Pero como puede ser que ciertos servicios generen más valor añadido que otros, ponderamos cada gasto con un coeficiente (p, en %) afectado a cada servicio: –> K = ∑(i=1–>n) [Gipi]

3º paso – Además, no valen lo mismo 100 € gastados ayer por la mañana que otros recargados hace 3 años y medio, así que hacemos pasar al binomio [Gipi] por un coeficiente (C) que rebaja el valor de dicho binomio a medida que aumenta el tiempo transcurrido (TT, en días) desde una recarga:

Gráfica

C = e(TT * -0,45) de tal manera que:
Coeficiente según tiempo transcurridoPor una compra realizada hoy mismo (TT=0), C = 1. Mientras que si pasaron 3 meses (TT=90), C = 0,67 así que sólo se tendrá en cuenta para el cálculo del Karma el 67% del valor de dicha compra. Por TT=360 (1 año), C = 20%.

Por las características de la función exponencial, nunca se llega a 0%. De esta manera, cualquier recarga cuenta, por pequeña o lejana en el tiempo que sea. De ahí lo de: “tienes antecedentes”.

Solución – Ahora, sólo nos queda multiplicar [Gipi] por C para conseguir la formula completa del Karma: –> K = ∑(i=1–>n) [Gipi * e(TTi * -0,45)]

Ejemplo 1 – He aquí un ejemplo de gráfica de cómo evoluciona el Karma según las recargas efectuadas (caso 1 – Susana):

MiKarma según recargas

– Formula del descuento (MiPrecio & MiBote):

1º paso – Para calcular el descuento aplicable según el Karma-consumo, lo primero e imprescindible consiste en olvidarse de los cuadros y sistemas de tramos tipo Movistar que son más o menos coherentes pero nada sencillos, o tipo Orange que son más o menos sencillos pero nada coherentes. ¿Y entonces? Parte del carácter innovador de este proyecto – dejo el autoclap e inflado de tobillos para una entrada posterior 😉 – consiste en relacionar el Precio con el Consumo (convertido en Karma) a través de una función matemática: P=ƒ(K)

2º paso – Si queremos que en el futuro (*) el cliente pueda modular la proporción descuento/bote, ha de ser la misma función matemática la que permite determinar tanto el precio como el bote. Os ahorro los detalles: la función que hemos de hallar es: Descuento según Karma.

–> Buscamos la función Descuento (%) = ƒ(Karma)  Y de esta función deduciremos:
MiPrecio = 0,12 € * (1-Descuento) ya que el nuevo precio es el frutyo de un descuenta sobre la tarifa global de 0,12 €
MiBote = Descuento / (1-Descuento) ya que cuando uno realiza un descuento de x%, equivale a regalar X/(1-X). Ejemplo: si te hago un descuento del 50%, te estoy regalando un 100% de lo que pagas.

(*) Off-Topic: Por muy atractivas que resulten, las opciones suplementarias han de ser propuestas poco a poco para no sobrecargar al usuario de informaciones desde el principio lo cual podría provocar hasta un rechazo global de su parte. Además, siempre es bueno ir mejorando regularmente el producto, ampliando horizontes a los que ya dominan el sistema. Por eso se trabaja previendo esta solución pero sin publicarla hasta un tiempo prudente de adaptabilidad de los clientes, pudiendo incluso a veces ser idóneo el esperar a que sean los propios usuarios los que la reclamen/sugieren.

Solución – Por lógica, la función matemática ha de dibujar un descuento que aumenta con bastante rapidez en las cifras pequeñas (para que se note) aunque cada vez menos (–> ƒ’>0 y ƒ”<0) hasta dar la sensación de terminar estancándose en las cifras grandes (empresas, resellers).

Para eso, nada mejor que una función logarítmica. Y por simples razones de comodidad, que sea de tipo neperiano :

–> la formula del descuento es D=a*Ln(K)+b

Ejemplo 2 – Para Yoigo, he usado: D = 0,0434 * Ln(K) 0,1 lo cual da lugar a la representación siguiente:

MiPrecio & MiBote

Vemos como el precio baja a medida que sube el karma aunque cada vez con menos intensidad. Lo mismo para el bote cuya subida es cada vez menor. Es por supuesto asunto de la operadora fijar un MiPrecio mínimo en función de sus costes. Se sacará entonces por ingeniera inversa el valor techo del Karma.

– Resultado final:

Si recuperamos el caso 1 – Susana y combinamos el ejemplo 1 con el ejemplo 2, está sería la evolución de su cuenta a lo largo de los 8 primeros meses:

MiPrecio & MiBote según recargas

A día 20-ago-08 y después de haber recargado un total de 245 € , Susana esta pagando 10,56 céntimos por establecimiento de llamada, mínuto de conversación, SMS o 10MB de descarga de datos, y tiene un bote de 25,25 €.

Fin de la exp. técnica. Me queda por proponer una variante sin Karma así como extrapolar este sistema a cualquier tipo de entidad/empresa/negocio. Será en próximas entradas: no cambies de canal 😉 y felicidades por aguantar tanta formulita 😀

Read Full Post »

Older Posts »